17 C
Salta
sábado, febrero 4, 2023

Aguas del Norte: Jarsún quiere engrosar la “caja” multando a la gente por regar el jardín

La empresa enviara “cuadrillas” a los barrios para controlar el uso de agua: una multa por regar el jardín tiene un costo de $2.200.

El presidente de Aguas del Norte, Ignacio Jarsún, entendió que la crisis hídrica que atraviesa la provincia puede ser una gran oportunidad no sólo para echar culpas a la ciudadanía sino también para abultar los ingresos de la prestataria del servicio público a través de multas a sus usuarios.

Así lo dispuso el exdiputado por Rosario de Lerma al anunciar que enviarían “cuadrillas” a los barrios para controlar el derroche y uso racional del agua. Desde Aguas del Norte informaron que, entre las 8 y las 22 horas, está prohibido regar con la manguera las calles de tierras o los jardines, lavar los autos o veredas y llenar piletas.

El gerente comercial de la empresa, Andrés Vucerakovich, explico en la prensa que el personal hará controles y en caso de detectar derroche de agua, realizaran multas. No ingresaran a los domicilios, sino que actuaran ante lo que puedan ver principalmente en los frentes y fondos de las casas.

Según Vucerakovich, las multas por regar el jardín pueden costar $2.200 y aquellas labradas por el lavado del auto o veredas asciende a $3.200. Las infracciones aparecerán en la factura del usuario, que podrá hacer un descargo si no está de acuerdo. El gerente comercial dijo también que las reincidencias vendrán con un 33% de aumento.

Cuando Jarsun asumió en Aguas del Norte dijo que aceptó el ofrecimiento porque está convencido de que “mejorará la empresa” y, por ende, la prestación del servicio público, además de anticipar que realizaría una auditoría interna para comprender los ingresos y egresos económicos de la compañía.

“Tengo un desafío muy grande, pero también estoy convencido de que voy a mejorar la empresa. Por eso lo acepté. Sé que Aguas del Norte tiene gente muy capacitada y que por ahí no estaban ocupando las funciones que deberían por diferencias con las administraciones”, aseveró.

La auditoría anunciada por Jarsún nunca fue tal, al menos para el público, y tal vez el reacomodamiento del personal tenga que ver con las cuadrillas en los barrios. Pero hay algo de lo que no se puede dudar: se busca responsabilizar a la ciudadanía de la emergencia hídrica y, al mismo tiempo, engrosar los fondos que percibe la empresa a través del bolsillo de sus usuarios.

Crisis Hídrica en Salta: Ignacio Jarsún reconoció que faltan camiones cisternas en los barrios

Más Leídas
Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here