18.7 C
Salta
domingo, febrero 25, 2024

Bibini atraviesa su gestión sin pena ni gloria

La designación de Paula Bibini, en noviembre de 2017, como súper ministra de Producción, Trabajo, y Desarrollo Sustentable generó grandes expectativas de recuperación económica. Con una agenda que se podría calificar como desarrollista, una trayectoria empresarial, y siendo la primer mujer en acceder a un cargo directivo de la UIA, la flamante ministra no podía ofrecer otra cosa. Sin embargo, a casi cinco meses de su gestión, la ministra decepciona en su actuación, y en algunos casos, pasa inadvertida.

En el sector agroganadero, justamente donde más se esperaba de ella, Bibini tuvo una pobre actuación. La crisis del ingenio San Isidro, la resolución del rabino Bergman, y la crisis agropecuaria en Rivadavia, son las pruebas de su fracaso y seguramente no la dejan dormir tranquila.

En Campo Santo, no ha podido hacer absolutamente ante la paralización del Ingenio San Isidro. Si bien recibió a los trabajadores, y se puede conceder que lo hizo con amabilidad lo cierto es que la ministra ni siquiera pudo prometerles que le pagaran el 100% de las indemnizaciones.

Ante la resolución del Ministerio de Ambiente de la Nación, apenas si pudo quejarse, porque terminó suspendiendo los desmontes y el uso de cambio de suelo en 32 fincas de la provincia. Como si esto fuese poco, las inundaciones en el norte provincial, le obligaron a declarar el estado de emergencia y  desastre agropecuario.

Distinta es la actuación de la ministra en el sector minero y energético. Ayudada por los vientos de cola, estos meses la tuvieron con una agenda de viajes al exterior, donde por ejemplo, asistió a la feria minera más importantes del mundo; se reunió con empresarios con promesas de inversiones; recibió visitas oficiales del Departamento de Estado de los EEUU, para asistencia técnica tanto en minería como en energía, y visitó proyectos de exploración del litio.

Por último, en el sector estrictamente industrial, no hay novedades de inversiones, solo algunos eventos específicos a los que asistió, y la única tarea que ocupó la agenda de la ministra fueron visitas a empresas donde inauguró técnica de gestión sustentable, y entregó certificados de buena gestión ambiental.

¿Quien es Paula Bibini?

Nació en La Pampa pero estudió y se recibió de abogada en la Universidad Nacional de Córdoba a fines de los 90. Luego se casó con uno de los propietarios de una poderosa empresa de producción agrícola: Hijos de Salvador Muñoz SRL. Esta empresa tiene aceitados lazos con el gobierno provincial. Tal afirmación es sostenida por diversas fuentes en el norte provincial.

La relación mencionada no es la única para dimensionar de quien estamos hablando. La blonda Bibini, además, es propietaria de La Francisca. Justamente por esa firma fue excepta de impuestos. Así se desprende del Boletín Oficial donde con las firmas de Javier Montero y Carlos Parodi se le exime 100% de impuestos (Actividades Económicas, Inmobiliario, Sellos, etc.). Esta eximición le generaría un beneficio especial, a través de un Crédito Fiscal, que ronda en $10.000.000 a la empresaria de Embarcación, ahora ministra y cuya Empresa se radica en uno de los Departamentos de mayor pobreza del norte salteño, como lo es el Departamento San Martín.

Hay más en el curriculum de la ministra que anteriormente integraba la Unión Industrial Argentina junto al hermano del gobernador, José Urtubey, y dirigía la Sociedad de Garantía Recíproca, Frigorífico Norte Grande. Se pudo conocer que, en ocasión de una inspección llevada a cabo por el Ministerio de Trabajo, en La Francisca, se habrían escondido obreros en las cámaras frigoríficas con el fin de no ser sancionados por tener cumpliendo tareas a trabajadores en negro.

Estos son algunos de los aspectos destacados de una ministra clave en el nuevo gabinete de Urtubey

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí