10.3 C
Salta
jueves, junio 1, 2023

«Creemos que a mi sobrina la mató su novio»

Familiares de Melani Penella, de 19 años, aseguran que fue víctima de femicidio.Su novio dijo que se suicidó pero las marcas en el cuello de la chica no coinciden con eso.

 

«Nosotros pensamos que a mi sobrina la mató su novio porque él ya tenía denuncias, una condena y una perimetral por violencia de género. Estuvo preso y salió con la condición de cumplir un régimen», manifestó a El Tribuno Luis Alberto Castro, tío de Melani Aixa Penella, de 19 años, quien el sábado por la noche fue hallada muerta en su casa, en dudosas circunstancias, en el pasaje Socompa al 1900 de villa Floresta.

«Supuestamente era un suicidio pero mi esposa estuvo como testigo en el levantamiento de indicios y no coincide el surco que tenía mi sobrina en el cuello con el modo en que dijo su pareja que ella se había quitado la vida, ni la escena, mucho menos las cartas que habría dejado porque esa no era su letra», añadió.

Melani mantenía una relación con Gabriel Alejandro Calisaya, de 22 años, desde hace tres años.

«Justo ayer (por el sábado) estuvieron juntos. Habían estado separados una semana después de un conflicto y una denuncia porque él había entrado borracho en la casa del padre de ella, en el barrio Justicia, a robar un televisor plasma. Calisaya vivía justo al lado de la casa del padre de Melani. Ella estuvo toda la semana trabajando en la venta de ropa con su mamá, en Ciudad del Milagro. Recién el sábado fue a Floresta. Yo siempre le decía a mi sobrina «¿Cuándo lo vas a dejar? Pensá en vos, pensá que ya estuvo preso un mes porque te pegaba, disfrutá, salí, conseguí un chango que te quiera y te valore'», contó Castro, visiblemente conmovido.

«Calisaya dijo que ella se suicidó, que se colgó con una sábana pero los forenses dijeron que por la altura del tirante del techo no hubiera podido. Esta mañana (por ayer) los forenses nos dijeron que no podían inclinarse por ninguna de las dos hipótesis, que hay dudas. No tenía rasgos de sábanas en el cuello. Le iban a hacer una autopsia y analizar específicamente el cuello para determinar las causas del fallecimiento. Aparentemente tenía marcas en el cuello de algo mecánico, como si le hubieran presionado el cuello con las manos», explicó.

Liberado y nuevamente detenido

El sábado, alrededor de las 23.25, un llamado al 911 alertó sobre un presunto suicidio en el pasaje Socompa, al final. Los efectivos encontraron la puerta de la vivienda abierta. Adentro estaba Melani tendida en el piso, en posición cúbito dorsal, sin signos vitales. Vestía jeans y una musculosa azul con negro. Encima de ella estaba Gabriel Calisaya, quien expresó que era el novio de la joven pero se negó a identificarse y a aportar más datos por lo que los policías lo apartaron de la escena y lo demoraron.

«El supuesto asesino había llamado a mi hermano, papá de Melani, diciendole que ella se había ahorcado, entonces él fue a Floresta y encontró patrulleros. A Calisaya lo tenían arrodillado y esposado. Mi hermano entró desesperado y encontró a mi sobrina tirada en el piso», relató por su parte Alejandro Penella, otro tío de la joven.

Seguidamente Calisaya fue llevado a la comisaría 4 y luego trasladado al Centro de Contraventores.

Los efectivos realizaron una inspección ocular en la escena del hecho y observaron una sábana azul con blanco anudada a un tirante de madera.

A las 23.40 arribó una ambulancia y una enfermera constató que la chica no tenía signos vitales. Cinco minutos después el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 4, Ramiro Ramos Ossorio, dispuso la intervención del médico legal y Criminalística. Pasadas las 1 concurrió el CIF.

El médico legal expresó que era necesaria la autopsia ya que «el elemento constructor no coincide con el surco que presenta la extinta, siendo este de forma horizontal». Además el inmueble estaba desordenado.

A las 2.20 se procedió a caratular el hecho como homicidio calificado por el vínculo y a ordenar la detención de Calisaya con audiencia para hoy.

Sin embargo, a las 2.50, desde el Centro de Contraventores, sorprendentemente, se informó que él estaba en libertad por lo que el fiscal dispuso que sea inmediatamente recapturado. Fue aprehendido ayer por la mañana en la casa de su madre, en el barrio Justicia y se le secuestró la ropa que poseía en el momento del hecho.

El 21 de enero pasado, Gabriel Alejandro Calisaya había sido condenado por la jueza de Garantías 8, Claudia Puertas, en audiencia de juicio abreviado a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional, por considerarlo autor responsable de los delitos de lesiones leves agravadas por la relación de pareja y el género (dos hechos) y desobediencia judicial (dos hechos) en concurso real.

Ante la condicionalidad de la pena impuesta, Calisaya había recuperado su libertad, y además fue notificado de la obligación de cumplir con reglas de conducta como no acercarse a la denunciante a menos de 300 metros. Regla que violó.

 Tres escritos

Se supo que la Policía secuestró escritos con letras realizadas con una lapicera negra en la escena del hecho. 
Uno de ellos decía: “Mamá te amo Pela”, otro rezaba: “Perdoname todo lo que hice fue por su bien y por ustedes. Yo los amo pero solo les hago daño. Perdón. Ya no quiero enfrentamientos por mí. Toca descansar en paz”. 
La familia de Melani aseguró que “la letra de las cartas no es la de ella”. 
También se incautaron otros elementos como un cable con un enchufe, dos cuchillos y tres celulares.
La muerte de la joven conmocionó a los vecinos de Floresta. “Hace un año y medio que vivían aquí. El sábado cuando ocurrió todo, él había puesto la música a todo volumen. Melani era una chica tranquila pero ellos siempre discutían. Iban y venían. Él tenía prohibido acercarse a ella, pero ella lo perdonaba”, dijeron.

 

Fuente: Marianela Pereyra El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here