Antes de presentarse hoy en los tribunales, Cristina Kirchner definió la causa en su contra por presunta corrupción en la obra pública como el “caso paradigmático de lawfare (guerra jurídica) en la Argentina”.

La vicepresidenta electa Cristina Kirchner declara en Comodoro Py en la causa en su contra por presunta corrupción en la obra pública como el “caso paradigmático de lawfare (guerra jurídica) en la Argentina”, en referencia a “la articulación de los medios de comunicación hegemónicos y el aparato judicial con el objetivo de demonizar y destruir a los líderes de los gobiernos populares”.

La cita comenzó a las 9.30 ante el TOF 2, presidido por los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, en los tribunales de Comodoro Py.

LAS DECLARACIONES

-Para Cristina Kirchner su acusación “fue un plan ideado por el gobierno saliente” y “forma parte del lawfare”, con una “vicepresidenta que está sentada en el banquillo de los acusados acusada de ser la jefa de la banda”.

-“¿Quién es el titular de la UIF? Mariano Federici, un ex funcionario del FMI. Eso no es reprochable, pero Federici viene del HSBC, una entidad financiera que ha sido internacionalmente perseguida por lavado de dinero”

-“El gobierno que se va tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso, quién no, a qué empresario había que apretar para que no vaya preso, para que venda sus empresas”

-“Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas, la verdad que no sé cómo tuve tiempo para gobernar, porque me la pasaba haciendo asociaciones ilícitas”

-“A los jueces de Comodoro Py no se les mueve un pelo cuando son los responsables de esas escuchas. Esto pasó en la República Argentina, no en ningún lugar exótico del mundo”

-“A la doctora Gils Carbó y nunca se filtró ni una letra. Bastó que llegara este gobierno para que se difundan conversaciones privadas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here