7.5 C
Salta
viernes, mayo 24, 2024

El agua de Campo Alegre para el centro y este de la Capital

 La segunda etapa del proyecto de potabilización estará a cargo de privados.

 

Apenas certificados los primeros trabajos del inicio de la obra que proveerá agua potable del dique Campo Alegre a La Caldera, Vaqueros y la zona norte de la capital salteña, desde Nación ya buscan tentar a inversores privados para que se hagan cargo de la segunda parte del proyecto.

La última etapa, con la que se quiere ampliar el servicio de agua a la zona centro y este de la ciudad de Salta, forma parte de la convocatoria que se lanzó la semana pasada para encarar el financiamiento de 38 obras hídráulicas con el sistema público-privado en todo el país. Entre esas carpetas también está incluida la compra e instalación de medidores domiciliarios para Aguas del Norte.

El presupuesto previsto para completar la red troncal de agua de Campo Alegre es de 40 millones de dólares.

Supercemento, la empresa adjudicataria de la primera etapa de la obra, ya avanzó con la limpieza del sector por donde pasará el acueducto que transportará agua cruda desde el paredón del dique hasta la planta potabilizadora que se emplazará en un predio de unas 10 hectáreas, que también fue desmontado y que está colindante al camping municipal de La Caldera.

Desde allí, el agua tratada se distribuirá en esa localidad, en Vaqueros y llegará hasta la cisterna El Huaico (ubicada en avenida Bolivia frente al predio Pereyra Rozas), desde donde se brindará el servicio a las urbanizaciones de la zona norte de la capital salteña.

El acueducto troncal tendrá una extensión de poco más de 22 kilómetros. La obra fue contratada por $650 millones, con fondos del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), y está prevista su finalización a fines de 2018.

La empresa estatal Aguas del Norte está a cargo del control de la ejecución de los trabajos.

Extensión

El proyecto de Campo Alegre se completa con la extensión de la red de agua hasta el cerro 20 de Febrero, donde se prevé construir una cisterna a una altura que permita abastecer, por gravedad, a las zonas este y centro de la Capital.

“Además se ampliará la planta potabilizadora de La Caldera, que está diseñada en módulos”, detalló a este diario el presidente de Aguas del Norte, Esteban Isasmendi.

Aclaró que la fecha de inicio para esa obra va depender del resultado de la convocatoria a privados que hizo Nación.

“Las empresas, incluso, pueden presentar ideas para mejorar el proyecto original”, explicó el titular de la empresa estatal.

Helechos

Entre las especificaciones para la segunda parte de la planta potabilizadora de Campo Alegre, se consigna que la empresa que quede a cargo deberá encargarse de la remoción de los helechos acuáticos que hoy invaden el espejo de agua.

El drama de la zona este 

De acuerdo a las previsiones de Aguas del Norte, antes de fin de año debería estar finalizada la obra que llevaría una solución a las distintas barriadas de la zona este de la capital salteña que desde hace décadas padecen por un ineficiente servicio de provisión de agua potable.
El lunes de la semana pasada, vecinos de la parte norte de villa Floresta se manifestaron en la plaza 9 de Julio para reclamar que estuvieron 20 días sin una gota de agua en sus casas.
En ese sector hay unas 850 familias que llevan el servicio a sus viviendas a través de mangueras improvisadas.
Consultado al respecto, el director de Aguas del Norte, Javier Jurado, dijo que la solución a la zona este, que además de Floresta incluye a barrios como Mirador y Canillitas, entre otros, surgirá de tres pozos de agua que se construyen cerca de la intersección de las avenidas Tavella e Yrigoyen. 
Explicó que desde allí se instalará una cañería que irá por avenida Artigas hasta una cisterna que estará ubicada en la plaza colindante con la cancha de Mitre. 
El agua luego se bombeará hasta otras dos cisternas que estarán emplazadas en el cerro que está detrás de Floresta, desde donde se distribuirá el servicio para casi cuatro mil familias.
“La obra en general tiene un avance del 70% y estamos a la expectativa de terminar antes de fin de año”, explicó Jurado.
Dijo que tras la protesta de los vecinos en el centro, se acordó coordinar de mejor manera el abastecimiento con camiones cisterna a las viviendas afectadas por la falta de agua.

 

Fuente: El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí