Está por debajo de los 50 kilos y, según especialistas, se debe a que los precios de la carne aumentaron 71,2% en comparación de marzo de 2018.

En los últimos meses, el consumo de carne vacuna cayó por debajo de los 50 kilos en el primer trimestre del año y se convirtió el nivel más bajo en la historia.

Durante los primeros tres meses de este año, el promedio alcanzó los 49,6 kilos por habitante por año según reveló ámbito.com este viernes.

Las estadísticas de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) relatan esta situación y revelan que este valor está por debajo de los 58 kilos que se consumían en 2002, un año después de la crisis económica.

Si bien en los últimos tiempos hubo una fuerte suba del consumo de carne de pollo y de cerdo, este cambio de hábito se debe a los precios a los que llegó la carne.

En las últimas estadísticas quedó demostrado que el precio de la carne vacuna aumentó 71,2% si se tiene en cuenta la comparación con marzo de 2018. Por otro lado, la de pollo se encareció un 89,4% y la de cerdo un 46,3%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here