18.7 C
Salta
domingo, febrero 25, 2024

Federico Posadas en la cuerda floja: fue denunciado penalmente

Se hicieron públicos mails en los que se prueba que el Ministerio de Turismo, que dirige Federico Posadas, ex ministro de Urtubey, habrían desviado casi cinco millones de pesos a una consultora ligada a Macri. Morales salió a desligarse de la denuncia y apuntó duramente contra su ministro.

Los correos electrónicos representan una prueba casi irrefutable de lo que sería un caso de corrupción de grandes dimensiones para el gobierno de Jujuy, y en especial, para el ministro Posadas, que ya tenía denuncias previas por casos similares. En esta ocasión, el foco está puesto en licitaciones truchas, que nunca se hicieron, y que sirvieron para desviar casi 5 millones de pesos hacia la consultora Realle-Dalla Torre, una empresa íntimamente ligada al  macrismo. Inclusive, dicho grupo aportó a la campaña presidencial casi 400 mil pesos.

En los mails puede leerse, por ejemplo, como se iba gestando el armado del fraude: un empleado de Posadas enviaba correos con indicaciones paso por paso de cómo debían preparar las supuestas licitaciones, e inclusive, se instaban a truchar cuatro o cinco empresas más, con un monto más elevado, así resultase “ganadora” de la licitación la empresa RDT.

Algo que hay que destacar es que, en todos los correos electrónicos mandados, Federico Posadas figura como un destinario, por lo tanto, estaba al tanto de las maniobras. Pese a esto, en las últimas horas salió a decir que “el no lee todos sus correos electrónicos” y que concretamente, no se llegó a realizar ninguno de los contratos.

A pesar de lo que afirma Posadas en sus escuetas declaraciones, uno de los mails confirma que hubo una orden de pago librada, inclusive antes de que se concrete la misma licitación. En dicho mail también figura que el mismo ministro de Turismo y Cultura sería el encargado de entregar los pliegos para concretar la falsa operación, en una fecha anterior, para poder simular los plazos. Una verdadera estafa, por donde se la mire.

Ante las repercusiones nacionales que generó el tema en los medios de comunicación, inmediatamente el gobernador Morales salió a desligarse y emitió un comunicado desde la Secretaría de Comunicación y Gobierno Abierto, donde aclaró que ya se realizó una denuncia, para que se investigue realmente qué es lo que pasó con las licitaciones a la empresa Realle-Dalla Torre.

La maniobra de Morales causó estupor en los sectores judiciales, ya que caratularon de absurda la denuncia penal, puesto que es el mismo Gobierno el que está implicado en el fraude, y por tanto, no puede “autodenunciarse”.

En ese sentido, atacaron duramente el ministro Posadas, señalándolo como el primer culpable en las licitaciones truchas, y mostrando que esta vez, ya le soltaron la mano, cosa que no pasó con las anteriores denuncias que le constan al exministro de Urtubey.

Hace menos de dos meses, a Posadas se lo acusaba de falsificar documentación sobre su lugar de residencia para poder acceder al ministerio que le concedió finalmente Morales; una diputada también lo había acusado por haberle facturado casi dos millones de pesos al gobierno de Jujuy, en materia de supuestos trabajos prestados por parte de su consultora en asesoría en comunicación política.

Ahora se encuentra otra vez en la mira de la Justicia, y pesan sobre él casi 10 millones de pesos, por los que deberá dar respuesta. El ex funcionario U está muy complicado.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí