7 C
Salta
viernes, mayo 24, 2024

La tierra sigue temblando en México: hubo 4.400 réplicas

El nerviosismo en el país azteca aumenta con cada réplica que se siente. 

 

 Con la ilusión de encontrar algún sobreviviente más, se mantienen las tareas de rescate.

uego de los sismos del 7 y el 19 de septiembre en México, la tierra no dejó de temblar en los estados de Chiapas, Puebla, Morelos y en el Distrito Federal mexicano, donde el Servicio Sismológico Nacional lleva contabilizados cerca de 4.400 réplicas, la mayoría leves.

El terremoto de 8,2 que se registró hace dos semanas frente a las costas del sureño estado de Chiapas, el más fuerte en un siglo en México, es el que más réplicas tuvo, con cerca de 4.340 hasta la mañana de ayer y más de 100 muertos, reportó la agencia alemana DPA.

En tanto, el temblor de 7,1 del 19 de septiembre, que causó sobre todo daños en Ciudad de México y en estados del centro del país como Puebla y Morelos, tuvo ya 39 réplicas y causó 319 muertos, según las cifras oficiales de las autoridades de Protección Civil.

Ayer se registró además un temblor moderado de magnitud de 5,8, con epicentro 122 kilómetros al suroeste de Tonalá, en el estado de Chiapas, que fue otra réplica del terremoto de hace dos semanas. Hasta el mediodía del sábado se contabilizaban 4.326 réplicas de ese terremoto, pero hubo después más de una decena de temblores.

También ocurrió el sábado una fuerte réplica de 6,1 del sismo, que provocó la muerte de cinco personas, tres en Oaxaca, donde hubo nuevos derrumbes, y dos en Ciudad de México por infarto al activarse la alerta sísmica, en medio del gran nerviosismo que existe.

“Seguimos estando en actividad sísmica. No es algo extraño o inusual o que no haya pasado anteriormente”, dijo el director del Centro Nacional de Atención de Desastres, Carlos Valdés, quien atribuyó las réplicas a un “proceso de cicatrización normal” de la Tierra.

Siguen las tareas de rescate

Hoy lunes la Ciudad de México intentará recuperar una parte de la actividad laboral con el regreso escalonado de los niños a las escuelas, mientras se revisan cientos de edificios para asegurar que no han sufrido daños estructurales y se encuentran viviendas para las miles de personas que han perdido sus hogares.

Pero las tareas de rescate entre los escombros seguían ayer a buen ritmo con la ayuda de especialistas de otros países como Israel, Japón, España y Chile, con el temor de que se agoten las opciones de hallar personas con vida, pero todavía con luces de esperanzas en algunos puntos de la ciudad.

La movilización popular para ayudar a los damnificados y el derroche de solidaridad de los mexicanos constituyó además uno de los aspectos positivos de la tragedia.

 

 

Fuente: El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí