8.7 C
Salta
lunes, julio 22, 2024

Los bufones que nos gobiernan y riesgo de subir a otro Titanic

Nuestros próceres más importantes enarbolaron valores éticos como la honestidad, la lealtad, la solidaridad, la perseverancia y el respeto y fue así como lucharon contra el enemigo invasor por la independencia de y una patria libre, justa y soberana, aun enfrentando intereses mezquinos internos, como hoy, sin dudas.

En nuestros días resulta casi imposible encontrar estos principios en la dirigencia política, sí aparecen intereses económicos y sectoriales. Quedó atrás el interés y el bien común para todos los argentinos. Por eso cobra mucha fuerza el dicho: cuánta más ignorancia exista, más fácil es dominar al pueblo.

En estos tiempos en Argentina gobierna un autodenominado Terminator, que viene desde el apocalipsis para vaya a saber qué, sí sabemos. Dice ser un topo para destruir el Estado desde adentro, que ‘el Estado es una organización criminal e incluso llegar a decir que es el pedófilo dentro del jardín de infantes con los niños encadenaos y bañados en vaselina’, tremendo, pero lo dijo, como también lo de terminar con el sistema de coparticipación, al que comparó con la violación de mujeres, hace falta memoria para no olvidarse de esto y que algunos se arrastren por medio.

¿Qué más dijo? Que iba a mear a los gobernadores, lo cual es inaceptable porque ataca a la dignidad del ser humano. A pesar de todo, aparecieron los bufones sin corte, por ahora. Tibios, timoratos, débiles y le dieron las famosas herramientas, que parecieran ser salidas de una ferretería inmensa a la compra venta. En nuestra provincia tenemos un ejemplo claro, la nariz de Pinocho queda chica. Doble discurso, críticas al Gobierno nacional, internas, para los salteños, pero para afuera los movimientos fueron otros y lo estuvimos anticipando.

“Tenemos un gobernador que no se caga”, dijo el de Salta, pero la percepción es que no fue así. A Gustavo gobernador, posiblemente la historia lo juzgará, quizás por rendirse ante un gobierno de extrema derecha anarco capitalista, que hace sufrir a nuestro pueblo argentino y salteño. Los juzgará la historia por ser cómplices del desguace y venta de la Argentina, porque le dio las herramientas a través de la Ley Bases, la que todavía el Gobernador no manifestó en qué beneficia a los salteños.

Los mandaderos de Gustavo, Outes, Calletti y Vega, van a aprobar otra vez la Ley Bases, la que significa un ajuste a los jubilados y van a pasar por una difícil situación, se quedarán sin cobertura de medicamentos, también terminará la moratoria previsional y no se multará a los patrones que no hagan los aportes, no habrá indemnización y el período de prueba que era de seis meses, se va a prorrogar hasta un año y medio. Se aprobará la flexibilización laboral y no habrá trabajo registrado ni indemnización, aparece la figura de “colaboradores” en el mundo del trabajo, ¿eso hiciste aprobar Gustavo?

El RIGI, el régimen de incentivo a las grandes inversiones, deja sin efecto el autoabastecimiento energético, si te quedas sin gas ni petróleo, jodete. Si falta agua, primero estarán las mineras y después la gente. Se le baja impuestos a los ricos, se eliminan retenciones y los dólares no van a quedar en el país.

El Gobernador es un gran simulador, equilibrista y oportunista, pero se percibe la falta de gestión y podrían aparecer fisuras en su Gobierno, ante eso, algún consultor que cobra mucho le dijo: hagamos el pacto de Güemes. Desde allí comenzaron a mancillar la memoria de nuestro Héroe Gaucho, que luchó con valentía por la emancipación y la patria libre, eso es ser impúdico.

Usted lo utilizó a Güemes con descaro para su beneficio político, lo digo sin temor a la censura porque no les tengo miedo. El pacto se firmó junto a todos los aduladores, pero un pacto es para consensuar políticas de Estado, no para un listado de obra pública.

La frutilla del postre fue la invitación a la vicepresidenta, quien se vistió de gauchita y apelando al ‘populismo kirchnerista’ que tanto denosta, desfiló cien metros. En el palco de honor estuvo una mujer que defiende la dictadura, niega los desaparecidos y sostuvo que antes de asumir que el ajuste se defiende con represión.

No escuché al gobernador hablar de represión ni tampoco de Petovello. Villarroel puso en evidencia a Gustavo al decir: “el gobernador es aliado nuestro”, se acabó la mentira, porque él nunca lo dijo de frente. Al final consiguió la foto con Terminator.

Hay un parecido, el presidente y el gobernador, ambos cantan, espero que Gustavo gobernador no se embarque en otro Titanic, no se va a poder bajar porque los encargados de la música se quedan hasta el final, pero si logra bajarse, espero que no termine como Jack.

Por Turi Mangione

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí