Zapata justo: pone limites a la moratoria.

Las empresas de Matías Huergo y sus socios, la constructora de Carlos Berruezo, hermano de la ex ministra de Educación y otras empresas que siendo contratistas del Estado incursionaron en conductas de defraudación fiscal, emisión de facturas apócrifas, asociación ilícita y lavado de dinero, no podrían ser beneficiadas con la quita de deuda.

“No pueden entrar en la moratoria, no pueden tener beneficios. No solo han actuado con dolo en cuanto a la administración para hacerse de dinero público con algún funcionario y cómplice, sino que ahora también los vamos a ayudar y perdonarles la deuda”, señaló el diputado de Ahora Patria Carlos Zapata al respecto del proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo para establecer un “Régimen Especial y Transitorio de Regularización de Deudas Provinciales”.

Resaltó en declaraciones radiales que la moratoria no puede alcanzar a “los socios, porque remitieron facturas truchas y el socio que figura después ¿va a poder circular libremente y acogerse a los beneficios de la ley? No nos parece correcto. Los socios hacen la voluntad de la persona jurídica”.

El diputado indicó que hay dos situaciones particulares: “existe un régimen de promoción, que es un incentivo y ayuda del Estado a empresas para nuevos emprendimientos, nuevas radicaciones de industrias o nuevas explotaciones de recursos que implican mano de obra, por lo que el Estado sacrifica parte de honorarios públicos en forma de créditos fiscales y se los da a las empresas para ayudarlos. Hay muchas empresas que cobraron estos certificados y no hicieron nada, se fueron a pique con el dinero. Esas personas también deberían tener una baja en los intereses, porque ya tuvieron un beneficio que podría haber recibido esos créditos”.

Carlos Zapata propusó que aquellos contratistas del Estado, como MEGA SRL “empresas amigas, que hayan recibido anticipos para hacer obras, como sucedió con el Fondo de Reparación Histórica, y no las hayan hecho, son deudores del Estado y por tanto tampoco debiera caberles ninguna moratoria”.

“Obras de saneamiento en el norte, que recibieron un 30% de adelanto, y estaban avanzadas solo en un 2%. ¿Por qué le voy a dar condonaciones a personas que cobraron y no hicieron nada? Esto tendrá que ser objeto de una nueva ley”, agregó en FM Capital.

“No se puede dejar a que cualquier deuda con el Estado que esté dando vuelta por ahí, que vaya uno a saber de dónde viene, sea condonada. Hay que saber bien por qué no se cobró y no se pagó. El Estado tiene que entender que el dinero no es de los que administran, sino de los contribuyentes”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here