9.8 C
Salta
sábado, mayo 18, 2024

Nuevos opositores y realineamientos | Con qué Congreso gobernará Milei

El Parlamento argentino tendrá un nuevo desafío ante el próximo gobierno nacional y el peronismo, a pesar de la dura derrota, tiene la primera minoría en ambas cámaras.

La victoria de Javier Milei no pudo sorprender a nadie en el Congreso de la Nación. Menos sus consecuencias. Por el contrario, se sabía que el resultado del balotaje tendría directa incidencia en el destino de los bloques de ambas cámaras, por eso que se aguardaba el desenlace en una suerte de stand by que se mantuvo hasta que temprano desde el oficialismo se reconoció la derrota, que también rápidamente se supo arrolladora.

Las consecuencias principales eran esperadas en Juntos por el Cambio, la principal oposición que había ingresado al “respirador” inmediatamente se supo del Pacto de Acassuso. Estaba claro que nada quedaría como habían establecido las elecciones del 22 de octubre; que esos 93 diputados y 24 senadores nacionales que el simple punteo de nombres había establecido el resultado electoral variarían según quién fuera el ganador.

Con el triunfo de Milei, los legisladores de JxC, quienes fueron el sostén electoral de esa fuerza, pasaran a jugar decididamente con el futuro oficialismo, hiriendo de muerte a Juntos por el Cambio tal cual se lo conoció hasta ahora.

Esto es en definitiva lo que sucedió, así que es tiempo de evaluar la nueva conformación de las bancadas a partir de la reconfiguración de lo que se conoció como la principal oposición entre 2019 y 2023.

Habrá tres minorías grandes

La primera minoría será Unión por la Patria, que tendrá 105 diputados. Algunos insisten en calcularles 109, pero es porque suman a los cuatro misioneros que en son en realidad de Frente de la Concordia Misionera, que en estas elecciones armó listas conjuntas con UP en esa provincia, sumando tres diputados, que junto al diputado Carlos Alberto Fernández (con mandato hasta 2025) serán los cuatro miembros de esa bancada que mantendrá su autonomía en la Cámara. Está claro que los misioneros mantendrán con Juntos Somos Río Negro -el partido de Alberto Weretilneck que se reduce a monobloque- el interbloque Provincias Unidas (5), que con Massa en el poder seguramente hubiera seguido siendo funcional al oficialismo. Ahora, se verá de qué manera actúan en la futura Cámara.

Liderados por Cristian Ritondo, la mayoría del bloque Pro se convertirá en la segunda fuerza de la Cámara, junto a La Libertad Avanza. Más temprano que tarde deberán definir si actúan como interbloque -lo más probable-, o se integran como bancada, sumando entre todos entre 65 y 68 diputados.

Recordemos que el bloque Pro tiene hoy 43 integrantes, pero no todos irán al futuro espacio. El nombre de Cristian Ritondo tendrá especial gravitación en ese armado, ya sea como jefe de su bloque como es actualmente, o futuro presidente de la Cámara baja, como hubiera sido de haber ganado Patricia Bullrich la presidencia, o hacerle caso Milei al consejo de Mauricio Macri para lo que viene a partir del 10 de diciembre.

Siendo UP la primera fuerza opositora, habrá una segunda oposición que conformará lo que quedó de JxC y algunos ya denominan “Cambiemos sin Macri”. Conformada mayoritariamente por radicales y ‘lilitos’. Ya la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, anunció prestamente el domingo a sus allegados la intención de apartarse de la actual conformación de Juntos por el Cambio. El presidente de esa fuerza, Maximiliano Ferraro, le dijo la noche del domingo a los radicales que ya no quieren estar con el Pro.

A estos habrá que sumar aquellos que respondan a Horacio Rodríguez Larreta, que obviamente está lejos de querer saber algo con el futuro gobierno de Javier Milei. Se calcula que el actual jefe de Gobierno porteño suma una decena de diputados del actual bloque Pro.

El diputado Miguel Ángel Pichetto fue mencionado este lunes por Javier Milei como una persona valiosa que “podría desempeñar un rol importante” en el armado político del oficialismo en la Cámara baja, lo que valió para que muchos lo imaginaran ya como futuro presidente de la Cámara. El cargo que precisamente hubiera tenido de haberse impuesto Rodríguez Larreta como presidente de la Nación. Sin embargo las fuentes consultadas aseguraron que el actual auditor general de la Nación estará con ellos. “No en otro lado”, enfatizaron en referencia a quienes lo mencionan junto a Florencio Randazzo como tentados por el futuro oficialismo.

Allí estarán también otros diputados de bloques pequeños o monobloques de lo que ha sido JxC. Se calcula que sumarán medio centenar.

Sentados en el centro del futuro recinto de la Cámara, serán aquellos diputados a los que deba acudir el oficialismo para transformarse en el fiel de la balanza, pues en una Cámara donde todas son minorías, serán los que definen el destino de las leyes. “Sería un centro concurrido”, observó un integrante de ese futuro espacio. Ya no dentro de ese bloque, pero sí en ese centro tan transitado estarán los cinco cordobeses que responden a Juan Schiaretti, los dos socialistas y los cinco de la izquierda.

En ese espacio “democrático federal” de centro que se está conformando, todavía sin nombre, están trabajando dos especialistas en este tipo de armados: Emilio Monzó y Nicolás Massot, quienes ya han tenido reuniones con los dos grupos en los que hoy se dividen los radicales: el que responde a Gerardo Morales y Emiliano Yacobitti, y el resto de los diputados. De esas reuniones ha participado también Pichetto, confirmó una fuente consultada. Se espera que al mismo se sumen los 6 diputados de la Coalición Cívica, y diputados que responden a los gobernadores electos.

Así las cosas, el escenario futuro de la Cámara baja mostraría el mencionado “centro muy concurrido” y dos polos muy antagónicos en lo ideológico como serían UP y la derecha.

El Senado que viene

En la Cámara alta Unión por la Patria será la primera minoría, con 33 miembros. Allí prevalecerá una fuerte impronta kirchnerista y la expectativa de qué vayan a hacer Edgardo Kueider y “Camau” Espínola, que junto a Alejandra Vigo conforman Unidad Federal. Si ganaba Massa, no se descartaba que el entrerriano y el correntino fueran a sumarse al interbloque oficialista, pero el triunfo de LLA garantizarían que mantengan esa bancada.

En (el ex) Juntos por el Cambio creen que podrían sostener a 21 de los 24 del interbloque actual. Quedarían fuera, sumándose a los libertarios, tres que son considerados del ala dura, halcones como Alfredo De Angeli, el misionero Martín Göerling y la cordobesa Carmen Alvarez Rivero.

Paradójicamente, la victoria de Javier Milei le va a permitir al radicalismo cohesionarse, admiten fuentes del partido centenario consultadas por este medio. Si ganaba Sergio Massa, algunos iban a irse con él, reconocen en ese sentido

Ahora en cambio, que nadie tiene un destino más que el de ser opositores en ambas cámaras, van a pelearse menos. Eso corre para la distribución de cargos en los bloques de ambas cámaras, como así también para el Comité Nacional.

“Ya nadie va a querer quedarse con todo”, observó una fuente consultada que si bien admitió que eso le sirve a la UCR, no le sirve en cambio a lo que ya no es Cambiemos ni Juntos por el Cambio. (F/ Parlamentario)

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí