7 C
Salta
viernes, mayo 24, 2024

Otro acampe aborigen suma cortes en la 9 de Julio

Son los qom y otras comunidades. Están en una plaza por un reclamo al Gobierno nacional desde hace casi dos meses. Estuvieron en 2011 y ahora tambien protestan en la avenida.

 

Empezaron con tres carpas tipo iglú, hoy ya son más del doble y una gran tienda. Primero cortaban durante unos minutos la Avenida de Mayo, el miércoles bloquearon durante tres horas y media la 9 de Julio. El acampe de los aborígenes en pleno centro porteño cumple hoy 54 días, y no parece que aparezca una solución en el corto plazo.

Se trata de los mismos aborígenes que en 2011 también se habían instalado al pie del Monumento al Quijote, en 9 de Julio y Avenida de Mayo, y que habían sido desalojados por la fuerza. Cuatro años después, unos 60 representantes de 27 comunidades originariasde la provincia de Formosa están instalados para visibilizar su reclamo por educación, salud, vivienda y, en especial, que no les quiten sus tierras. En el acampe anterior el reclamo era de parte del pueblo Qom, pero en esta ocasión se sumaron los Pilagá, Wichi y Nivaclé. Los apoyan militantes políticos, ecologistas, sindicatos y otras organizaciones sociales.

En la tienda, los aborígenes acumulan la ropa, la comida y el resto de las cosas que necesitan para el acampe. Sobre la vereda montaron también un puesto donde venden artesanías. Además de los carteles, a los peatones les dan volantes para informar sobre sus reclamos.

Varios días cortaron durante algunos minutos la Avenida de Mayo, en reclamo de una audiencia con el Gobierno nacional. Ante la falta de respuestas, incrementaron su protesta: el miércoles, entre las 17 y las 20.30, cortaron la 9 de Julio. Aunque dejaron libres las laterales, Lima y Bernardo de Irigoyen, el corte afectó al Metrobus y a todos los carriles centrales. El tránsito que venía desde el Norte tuvo que desviarse sí o sí por Rivadavia hacia Avenida de Mayo o Lima, mientras que en el sentido contrario los agentes de tránsito cortaban la circulación a la altura de avenida Belgrano. El caos era total, con demoras de más de media hora para hacer un par de cuadras.

“Entregamos un petitorio al Gobierno, pero lamentablemente no nos recibió ni siquiera un funcionario de menor rango. No exigimos nada, sólo pedimos que nos escuchen. Si nos recibieran no haríamos cortes de calles. Queremos que se respeten los derechos de los indígenas y tener garantía jurídica sobre nuestras tierras”, explicó Félix Díaz, el cacique Qom. A su vez, Jorge Palomo, representante de los wichi, agregó: “Necesitamos salud, educación, justicia, pero sufrimos persecusiones y desalojos. El gobierno de Formosa nos quiere silenciar, por eso ahora golpeamos la puerta del Gobierno nacional y también del Senado y de la Corte Suprema”.

Los aborígenes también reclaman porque el gobierno de Formosa inició obras, supuestamente para hacer viviendas, en el territorio de la comunidad La Primavera, pero sin consultar a los habitantes, y sin tampoco informarles quiénes serían los supuestos beneficiarios de esas viviendas. El enfrentamiento de sectores de la comunidad indígena formoseña con el gobernador kirchnerista Gildo Insfrán lleva años y tuvo momentos gravísimos: en 2010, en un desalojo de un piquete en la ruta 86 murieron dos aborígenes, hubo varios heridos y casas incendiadas.

Este enfrentamiento se hizo más notorio cuando los aborígenes lo trasladaron a Buenos Aires. A fines de 2010 se instalaron en la 9 de Julio, pero tras cinco meses fueron desalojados por la Gendarmería en un operativo del que también participaron militantes de La Cámpora, con el diputado Andrés Larroque a la cabeza.

El acampe de los aborígenes se suma al que tiene el récord de duración: la protesta de los ex conscriptos de la guerra de Malvinas que desde hace siete años están instalados en la Plaza de Mayo (ver recuadro).

 

Fuente: Clarín CUIDADES

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí