Lucio Paz Posse invade la ciudad con volantes donde se da el lujo de no hacer mención a su principal tarea: ser el responsable de la provisión de agua y cloacas para toda Salta.

Roturas en las cañerías, agua turbia y baja presión son algunos de los problemas que Paz Posse no puede resolver, sin embargo, anda de campaña como si nada ocurriese. Para peor en sus propagandas omite que fue secretario de Asuntos Agrarios y se muestra como un simple abogado.

Lucio Paz Posse ya demostró que sus promesas “hacen agua” pero sus negocios no. Por ser un alfil de Juan Manuel recibió los premios que eso conlleva: de esta manera se ha convertido en un prospero hombre de negocios en el campo con ganancias millonarias.

Esto no es una novedad para nuestros lectores que avisados estaban de los intereses económicos que se tejen alrededor del clan Urtubey.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here