Los préstamos personales registraron en los últimos seis meses un fuerte crecimiento, mientras que los créditos comerciales e industriales mantuvieron un rumbo descendente, según un informe privado.

En marzo, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó un nivel de $1.545.019 millones, representando un alza en los últimos 365 días de $96.090 millones, equivalente a un incremento del 6,6% anual, y marcando una mejora con respecto al mes anterior de un 0,4%, por un total de $5.622 millones. “Con este aumento se logra romper con tres meses consecutivos de financiamiento global en retroceso”, explicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group, consultora que redactó el informe.

Barbero explicó que al desglosar “las principales líneas de préstamos, los aumentos se concentran en las líneas que tradicionalmente en forma mayoritaria se destinan a las personas, mientras que las que están dirigidas al sector comercial e industrial continúan en rumbo descendente desde hace 6 meses en forma consecutiva”.

La línea de préstamos personales presenta un aumento respecto al mes anterior del 0,4% por una cifra de $1.619 millones, es el segundo período mensual que crece en forma consecutiva.

El saldo creció a $ 422.552 millones para el total acumulado, representando un crecimiento interanual del 9,6 %, contra los $ 385.473 millones al cierre del mismo mes del año anterior. “Queda claro que, en términos reales, el crecimiento interanual es negativo comparándolo con cualquier índice de crecimiento de los precios”, sostuvo el experto.

La operatoria a través de tarjetas de crédito representó un monto de $383.1152 millones, esto significa una disminución del 0,1% respecto al cierre del mes pasado.

“El comportamiento de las financiaciones a través de plásticos está mostrando una tendencia más errática, alternando subas y bajas, más ligadas a los consumos familiares como vacaciones y fiestas de fin de año que a la situación financiera global del país”, explicó.

En cuanto a las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante marzo marco un leve crecimiento, representando una suba del 0,2%, acumulando un stock total al cierre de $212.028 millones.

La línea de créditos prendarios presenta un stock de cartera de $94.336 millones, evidenciando un retroceso del 1,9% versus el stock de cartera a fines de marzo de 2018 de $ 96.190 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here