Los juicios que la provincia afronta, y por los que debería pagar sumar millonarias preocupan al nuevo gobierno electo de Gustavo Sáenz. Dos de los más destacados son el del Casino Austria y las indemnizaciones por el juicio de los brigadistas de Guachipas.

Si bien la transición entre Juan Manuel Urtubey y Gustavo Sáenz se viene desarrollando con normalidad, preocupa en el nuevo gabinete el monto económico que significaría pagar los juicios que afronta la provincia, por los que deberá desembolsar sumas millonarias. Según informa El Tribuno, ese montó podría significar el 58% de lo que se destina a obra pública.

La demanda que más preocupa es la que Casinos de Austria llevó al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) en 2014, por la revocación de la licencia de Enjasa. Están en juego unos 62 millones de dólares, aproximadamente 3.890 millones de pesos. Solo ese caso representará un monto elevado, ya que equivale a un 58% de las partidas que se presupuestaron para trabajos públicos este año ($6.675 millones).

De las reuniones para asegurar una tranquila transición, participaron Pablo Outes por parte de Sáenz, mientras que del oficialismo encabeza Baltasar Saravia, acompañado de Pamela Caletti y Agustín Pérez Alsina, el procurador. Se conoció que desde el gabinete de Sáenz se habría pedido una lista detallada con todos los juicios que tiene la provincia al momento, dado que, tal como declaró Outes “determinarán las políticas públicas luego del 10 de diciembre”.

Otro de los juicios más resonantes, y por el que la provincia deberá pagar una gran suma, es el de los brigadistas muertos en Guachipas.  La justicia salteña condenó a la Provincia a pagar 15 millones de pesos a familiares den el juicio que se llevó adelante contra tres exfuncionarios públicos. La sentencia no está firme, pero no pasan por alto que ya hay una pena económica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here