15.9 C
Salta
miércoles, abril 17, 2024

Quemaron un pastizal y el fuego se descontroló: muchos vecinos corrieron serio peligro

Los vecinos de Palo Marcado reclaman a las autoridades municipales y policiales, que controlen e impidan la quema indiscriminada de pastizales

 

Por Daniel Díaz

El martes por la tarde se originó un incendio de importantes dimensiones en la zona de Palo Marcado, en el acceso al casco urbano de la localidad de Cerrillos. Las llamas alcanzaron más de cuatro metros de altura y no solo se extendieron por el predio, donde un vecino quiso deshacerse de la maleza, sino que ingresó a los terrenos de las familias que viven en el lugar. 
Carmen Ríos de Olleta, quien reside en la zona junto a su familia, en diálogo con El Tribuno contó: “Yo vivo en la pasaje Castiella 59, detrás de la gruta de San José. Allí existe un nuevo loteo llamado Palo Marcado, que estaba plagado de malezas. El problema es que hay un vecino que encontró la solución, desde hace varios años, en despejar la zona prendiendo fuego, lo que significa un peligro para todos”.
A pocos metros del incendio ocurrido esta semana en Palo Marcado, se encuentra una estación de servicio de GNC. Las consecuencias pudieron ser catastróficas. 
“Las llamas se descontrolaron y quemaron los postes del alambrado de mi casa y el fuego ingresó al terreno. Vivimos momentos de mucha tensión y angustia. Los vecinos con baldes tratamos de apagar el incendio, que se extendía más y más. Avisamos a los bomberos, pero no les funcionaba el móvil y los chicos tuvieron que caminar desde Bº Congreso, donde tienen la base, con las mochilas a cuesta hasta el lugar. Trabajaron hasta las 11 de la noche, que pudieron controlarlo”.
Ríos Olleta contó que el 911 respondió inmediatamente. Pero los esfuerzos no alcanzaron para dominar las llamas en un primer momento. “Esto sucede todos los años. Este vecino, de apellido Zárate, no toma conciencia del peligro al que nos expone a todos. En diferentes oportunidades ya denunciamos la situación en la Comisaría 13, pero no sucede nada. Nadie toma cartas en el asunto”.
Los vecinos anticiparon que expondrán la situación ante la Fiscalía local y ante la Municipalidad, para que tomen las medidas correspondientes. No solo se sancione esta actitud desaprensiva de algunos vecinos, sino que actúen de ahora en más para prevenir que este tipo de situaciones no se sucedan. 

Una práctica peligrosa

La quema de pastizales cuando no es controlada pone en peligro la integridad de las personas, los bienes públicos y privados. Es, además, profundamente nociva para el ambiente. Se necesita entonces insistir, para que la gente y las instituciones tomen conciencia de que se trata de una acción perjudicial que afecta el balance ecológico, destruye el hábitat de la flora y la fauna, pone en riesgo a la comunidad y en algunos casos impacta sobre la fauna. 
La clave para evitar dichos efectos es el control y la previsión. La quema a campo abierto se da especialmente durante los meses de mucha sequedad en el ambiente, que en esta región se extiende en general desde fines de mayo hasta las primeras lluvias, que pueden darse durante los últimos días de septiembre y a principios de octubre, es decir, durante el período en que las precipitaciones son mínimas. Estas acciones, que en algunos casos apuntan a controlar los pastizales, develan un profundo desconocimiento sobre sus consecuencias a largo plazo, que pueden ser devastadoras.
La fuente de calor para iniciar un fuego en pastizales o bosques puede ser natural, como por ejemplo fricción de ramas o troncos, o gotas de rocío que producen el efecto lupa. Pero en la mayoría de los casos son ocasionados por personas, cuando descuidan una fogata o arrojan colillas de cigarrillos en las banquinas de las rutas y vidrios. O bien intencionalmente para deshacerse de la maleza en los terrenos baldíos o predios abandonados.
Otra práctica común causante de fuegos no controlados es la disposición final de la basura, ya que hay mucha gente que quema los desperdicios. Hay que tener presente que la quema de pastizales se encuentra prohibida.

En el campo y el tránsito

El sector de producción agropecuaria y la agricultura, también es afectado por las quemas no controladas de pastizales. Por su efecto se pierden grandes áreas dedicadas al pastoreo y se destruyen cercas y alambrados, postes del tendido eléctrico, etc. Es decir, que hay un daño sobre la propiedad pública y privada.
El humo en las autopistas y rutas se convierten en un verdadero peligro que aumenta el riesgo de accidentes, al reducir la visibilidad.

 

Fuente: El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí