Tras una semana de acampe en las afueras del Centro Cívico Grand Bourg, alrededor de 111 familias endurecen las medidas a la espera de una respuesta oficial.

Un grupo de 111 familias, decidió separarse del campamento instalado en barrio Palermo II e iniciar medidas de fuerza en Casa de gobierno. Algunos de los manifestantes se encadenaron en los postes del centro cívico y otros se cosieron la boca ante la falta de respuestas oficiales. Solicitan que se agilice la entrega de terrenos del IPV.

“Ya estamos hace una semana acá, durmiendo a la intemperie. El viernes nos recibieron las carpetas y nos dijeron que nos darían solución a las 100 familias. Hoy salieron a dar la cara y nos dijeron que no había nada dicho nos siguen peloteando. Nos dicen que tienen que mandar la orden del IPV, pero el IPV depende del gobierno, no toma sus decisiones por sí solo”, comentó Paola, una de las manifestantes a Cuarto Poder.

Durante la jornada de ayer, se prendieron cubiertas de caucho y otros elementos en la entrada de la casa de Grand Bourg. “Hay gente a la que han desalojado y están viviendo en la casa de los suegros. Uno quiere que le den una solución porque hace tres meses que venimos así”, añadió.

Los manifestantes de Casa de gobierno no descartan que las medidas se endurezcan a lo largo de la semana. Mientras tanto, otras 100 familias esperan por sus terrenos en las inmediaciones de barrio Palermo II. «Ellos decidieron separarse por voluntad propia. Son 111 familias que están hartas de estar acá, de las mentiras de los funcionarios y ministros”. Lamentablemente llegaron a esa instancia porque están hartos”, consignó otra manifestante.

 

Fuente: Cuarto Poder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here