26.4 C
Salta
miércoles, junio 19, 2024

“Todos por Bruno”: entre la marginalidad y la desesperación, lucha por la vida del bebé

El niño es de la localidad de Embarcación y nació con problemas en corazón, en los pulmones y los riñones.

Las condiciones de abandono en las que viven influye en su enfermedad.

En la localidad de Fortín Dragones, en Embarcación, realizan la campaña solidaria “Todos por Bruno”. Bruno Campos es un bebé de tan sólo seis meses que nació con problemas en el corazón, los pulmones y en el riñón.

“Tiene un problema cardíaco, sólo tiene dos válvulas abiertas y una cerrada que le impide respirar bien y los médicos me dijeron que tiene esclerosis pulmonar” contó la mamá del bebé, Gloria Navarrete, a LA GACETA.

Lo que busca la familia es la ayuda de todos para levantar una pieza de cuatro por cuatro metros con aire acondicionado y un tubo de oxígeno para el niño. “Pedimos que nos acerquen materiales y todo lo que puedan”, sostuvo la madre.

La campaña solidaria también busca recaudar dinero que permita minimizar los gastos de traslado a la ciudad de Salta y de Orán para realizarse los controles médicos. El costo de traslado hasta la ciudad es alrededor de $500 sin contar los gastos de estadía ni de alojamiento.

Además, la primera vez que Gloria se trasladó hasta la ciudad de Salta tuvo que quedarse siete días y luego otro cinco días para que el pequeño sea atendido. “Acá no tenemos un médico ni un pediatra nada entonces la única opción es llevarlo a Salta porque hay mayor complejidad”, manifestó la madre.

“En el pueblito hay muchos que me ayudaron. Algunos amigos nos acercaron cal, otro cemento y hierros pero todavía nos faltan los materiales”, puntualizó la madre.

Una situación difícil

Tanto el padre como la madre de Bruno se encuentran desempleados y en una situación precaria. Rubén Campos, papá del bebé, tuvo que someterse a una operación por un tumor en el intestino que lo imposibilita a trabajar.

Por otro lado, la casa en la que viven es muy precaria. Con techo de chapa, paredes de adobe y piso de tierra la vivienda no es un sitio habitable para el niño y su enfermedad. Las dimensiones de la casa son de cuatro por cuatro en la que conviven los padres con sus cuatro hijos.

Lamentablemente Gloria ya pasó por la misma situación el año pasado con otro de sus hijos que falleció por causas similares. Según los médicos le indicaron que el deceso se produjo por las altas temperaturas y las condiciones precarias en las que viven.

 “Con la poca plata que hacemos nos damos maña ahora para comprar el material de construcción pero no nos alcanza. Por eso extendimos la campaña a amigos y conocidos para que me den una ayuda” expresó la mujer.

 

 

Fuente: LA GACETA SALTA

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí