19.2 C
Salta
jueves, junio 13, 2024

Un pacto que hace equilibrio entre la Nación y las provincias

Macri y los gobernadores acordaron reducir ingresos y gastos, y generar compensaciones.

Se retiran todos los juicios pendientes y hubo acuerdo por el Fondo del Conurbano.

“Logramos un acuerdo muy positivo. Se pone en marcha un proceso que exigirá austeridad y esfuerzos compartidos para hacer retroceder el déficit”. Ese fue el balance que realizó el gobernador JUAN MANUEL URTUBEY, hablando con El Tribuno, pocas horas después del acuerdo fiscal que firmaron el presidente Mauricio Macri y los gobernadores de 23 provincias. Solo Alberto Rodríguez Saa, de San Luis, se negó a suscribirlo, aunque seguían tratando de convencerlo.

Tras dos jornadas de negociaciones, Macri y los ministros Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio lograron destrabar las dudas de los gobernadores sobre un acuerdo en el cual aceptan resignar ingresos y se comprometen a sancionar una ley de disciplina fiscal que implicará a su vez reducción de gastos.

Para el Gobierno nacional el acuerdo es vital para reducir el costo laboral, favorecer la inversión y achicar el déficit fiscal. Y también es sustancial restituir a María Eugenia Vidal el Fondo del Conurbano Bonaerense.

Consenso inédito

Ayer, una vez garantizado el sistema de compensaciones, los firmantes coincidieron en calificar de “histórico” el acuerdo. Por cierto, no abundan antecedentes de este tipo, ni siquiera en los tres pactos fiscales de los tiempos de Carlos Menem.

Se acordó eliminar el artículo 104 de la ley que creó el Fondo del Conurbano. Con el cambio en el impuesto a las ganancias, la provincia de Buenos Aires recibirá 105.000 millones de pesos hasta 2019 y el resto de lo recaudado se coparticipará al resto de las provincias. Salta percibirá unos 1.700 millones anuales.

De ese modo, María Eugenia Vidal retirará su demanda ante la Suprema Corte por $400 mil millones y los otros gobernadores harán lo propio con sus juicios pendientes, superiores en total a los $340 mil millones. Este era un punto muy resistido pero se zanjó el diferendo con un bono por 125 mil millones de pesos, a lo largo de once años, con un interés del 6% anual, distribuidos entre las provincias -a excepción de Buenos Aires- de acuerdo a los porcentajes de coparticipación.

El Gobierno garantiza que la actualización de las jubilaciones se mantendrá por encima de la inflación. Se eliminarán gradualmente los impuestos de ingresos brutos y sellos y, también, subsidios a la energía y el transporte en Buenos Aires. La eliminación de las jubilaciones de privilegio y la reforma del empleo y los salarios públicos son los temas que quedaron pendientes.

Satisfacción de Macri

El presidente Macri consideró que se dio “un gran paso adelante”, y subrayó que “lo firmado es para cumplirlo”. Destacó “el esfuerzo por un consenso” y sostuvo que “los argentinos están demandando que sus dirigentes se sienten, dialoguen y acuerden”.

En el salón Eva Perón de la Casa Rosada, el Presidente indicó que el acuerdo fiscal sellado entre la Nación y los distritos constituye un instrumento “valioso que permitirá dar inicio a una nueva etapa en la que todos vamos a poner la verdad sobre la mesa”.

“Un gran logro es dar fin a la litigiosidad dentro de la política, y que las cosas las arreglemos entre aquellos a quienes la gente vota para que, justamente, hagamos eso: ordenar, arreglar los problemas y construir futuro”. Macri reiteró que el acuerdo fiscal “es un consenso hacia la reducción sistemática del déficit fiscal de la Nación y el punto de partida es bajar al 3,2% del año que viene”.

“Una buena noticia”

El gobernador Urtubey celebró que “nos pusimos de acuerdo en bajar los impuestos de nuestras provincias y asumir la responsabilidad fiscal en términos de la Ley de Responsabilidad Fiscal”.

“La argentina necesita llegar al equilibrio fiscal, Buenos Aires resolvió el problema del Fondo del Conurbano y la Nación estableció un mecanismo para compensar a las provincias”, señaló el gobernador salteño.

“Todo salió mucho mejor de lo que parecía al principio”, añadió Urtubey. “El Gobierno nacional había planteado de entrada un escenario de máxima y lo fuimos puliendo de acuerdo al objetivo de achicar el déficit nacional y creando una red de protección para las finanzas de las provincias”.

El gobernador puntualizó cuatro aspectos del acuerdo:

“Vamos a avanzar en la ley de responsabilidad fiscal, primero en el Congreso y luego en las provincias”.

“Resolvimos el diferendo por el Fondo del Conurbano evitando la instancia judicial, cuyo resultado hubiera sido insostenible para las provincias”, añadió. “Buenos Aires recuperará gradualmente ese recurso y las provincias amortiguarán el impacto con las compensaciones, con actualización automática y diaria”.

Sobre el bono que librará la Nación para compensar el desistimiento de los juicios, a Salta le tocarán unos 5.000 millones a lo largo de once años, con actualización del 6% anual.

“Es buenísimo como solución, porque el borrador inicial solo contemplaba la compensación de lo que dejábamos de cobrar por el Fondo del Conurbano”, dijo el mandatario.

Sobre la reducción de impuestos de recaudación propia, Urtubey opinó que “la gradualidad amortigua el impacto”. “Vamos a tener restricciones, pero, con medidas adecuadas, van a ser manejables”, sintetizó.

 

 

Fuente:  Francisco Sotelo El Tribuno 

 

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí