10.9 C
Salta
jueves, mayo 23, 2024

ADP | Mazzone de espalda a los afiliados

La Asociación Docente Provincial es uno de los gremios más poderoso en Salta por su peso estratégico, pero su dirigente Fernando Mazzone, utiliza ese poder sólo para sostener sus privilegios. Su desinterés por la representatividad generó una gran conmoción en Salta. Niños y jovenes sin clases hace un mes.

En las últimas semanas, los gremios han quedado en el centro de las miradas, tras firmar un acuerdo paritario que no convenció a los docentes. Esto profundizó el desprestigio y la falta de credibilidad de la intergremial.

Si algo define a Fernando Mazzone, secretario general de ADP y miembro del Consejo Nacional de la CTERA, es su rol miserable y entregador. Es tan patético que no se puede acercar a los docentes y ni siquiera lo disimula; en declaraciones a la prensa se dirigió a los educadores en huelga y les aclaró que no deberían esperar que él luchara por evitar el descuento de los días de paro.

Es decir, no tuvo ni un gramo de vergüenza y en lugar de llamarse al silencio, provocó con sus dichos a la docencia a tenerle más bronca. De esta manera, con varias bravuconadas fue un engranaje más para que el conflicto sume en escala.

Un accionar acorde a la historia de sus antecesores

El sindicato ADP ha experimentado un cambio en su dirección desde mediados de la década de 1990. Con el liderazgo del fallecido dirigente Virgilio Choque, se implementó un método de funcionamiento que clausuró las asambleas de afiliados y estableció estrechas relaciones con el Gobierno provincial de ese entonces. Además, se cambió la denominación de la institución de Agremiación a Asociación, permitiendo la afiliación de no docentes.

Bajo este modelo de gestión sindical, ADP enfrentó momentos difíciles durante la crisis de la década de 1990 y la de 2001-2002. A pesar de la histórica huelga que tuvo lugar en 2005 y otras manifestaciones de descontento hacia la politica de ADP, Virgilio Choque fue reelegido en dos ocasiones. La sucesora de Choque, Patricia Argañaráz, continuó con los mismos métodos y tuvo que enfrentar acusaciones de corrupción, lo que llevó a su expulsión en 2019.

A pesar del escándalo de corrupción y la expulsión de Argañaráz, continuaron sus alfiles en el sindicato con fraudes y privilegiando una organización poco transparente. Actualmente, Marita Cerezo, socia de Patricia Argañaráz e imputada por corrupción, permanece en la comisión directiva con Mazzone.

Un conocedor del mundo sindical como es Claudio Del Plá, Mazzone es el lider de “un grupo delictivo que dirige la ADP. En la propia Comisión Directiva está Cerezo, procesada por estafas con viviendas, cuando docentes fueron engañados por Cerezo y Argañaráz. Otros dos miembros tienen procesos por estafas y ventas de títulos truchos”.

El rol entreguista de los gremios, ejemplificado por la ADP y la figura de Fernando Mazzone, ha llevado a una creciente desafiliación en el ámbito docente. El actual conflicto deja en evidencia el peligro latente de dejar los sindicatos en manos de personas inescrupulosas como Mazzone. Tal vez, lo peor que haya generado su catastrófica gestión es el abandono de los trabajadores, ya que se entrega la personería gremial para discutir con el gobierno algo tan importante como el salario.

 

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí