26.4 C
Salta
miércoles, junio 19, 2024

Aguas del norte deberá cambiarlas viejas cañerías

El municipio ayudará a la empresa a realizar la obra con celeridad en los trabajos y sin restricción del servicio a los vecinos.

 

El cambio de 300 metros de cañería nueva para completar la inconclusa obra de 4 millones doscientos mil pesos del acueducto de la ciudad será realizado en forma conjunta por la empresa estatal Aguas del Norte y contará con el apoyo del municipio de Rosario de Lerma.

De los 4 kilómetros de cañerías, un tramo de apenas cuatro cuadras quedó inconcluso. En ese sector aparecieron en este último año una serie de filtraciones. Esto derivó por la falta de planificación y control en grandes pérdidas de agua que escurrían por las calles de la zona céntrica de esta ciudad.

Así como entre el jueves y el sábado pasado se cortó el suministro a gran parte de los 20 mil vecinos que componen alrededor de 30 barrios. Según Aguas del Norte, la ruptura de un viejo caño sobre calle Irigoyen, provocó el corte “inesperado”.

“Tomamos la decisión de ser parte de este proceso de cambios de cañerías viejas a un sistema seguro y que dure. No es momento de echar culpas. Nosotros no somos los responsables. La obra se hizo tiempo atrás. Este es el estado en que recibimos la ciudad. No es ser tedioso con el tema, es una realidad. De apoco vamos a ir saliendo de todos estos problemas”, contó aEl Tribunoel intendente Ignacio Jarsún.

Los caños en el tramo por reparar son obsoletos y vetustos. Nadie sabe cómo fue que la empresa contratista de esta obra dejó sin renovar estos 300 metros de la red de distribución central de esta ciudad.

La presión del agua en el tramo de toma hasta las cisternas de almacenamiento es el ideal. Pero de ahí en más, las cañerías no soportan semejante presión con el agua. En realidad nunca se solucionó el problema del servicio del agua a los vecinos. Este tramo estaba incompleto y con fisuras.

“Esta semana comienza la obra de recambios de estas cañerías. Es un tramo importante, sin embargo no se cortará el servicio por estos trabajos, así nos aseguró Aguas del Norte. Para que la obra marche a buen ritmo, la comuna ayudará en lo que pueda”, aseguró el mandatario municipal.

Por otro lado, Jarsún afirmó que “los baches en la zona de calle Irigoyen serán arreglados una vez que se termine la obra de cañerías”

Las filtraciones de esta añosa red de distribución provocaron con el tiempo fisuras en el pavimento. Hoy los baches se transforman en socavones peligrosos para la circulación de vehículos y peatones.

Las autoridades quieren asegurar el servicio a los vecinos. La petición a Aguas del Norte es celeridad para realizar la obra y con el menor impacto posible a la hora de restringir la prestación.

Evidentemente la desinversión terminó por hacer eclosión en las viejas cañerías. La obra que costó 4 millones doscientos mil pesos hace cuatro años atrás, llegó 300 metros antes de la válvula de distribución. La obra es de cuatro kilómetros de extensión y se inyectó en el cauce del río Rosario a otros tantos metros de profundidad para captar el agua subterránea. Pero no funcio na como debería.

 

 

Fuente: Jaime Barrera El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí