Los precios por las nubes

La otra cara de la crisis: el aprovechamiento de supermercados y otros negocios para aumentar los precios de alimentos y bebidas. Aumentos desmedidos en productos de primera necesidad, como frutas y verduras desangran los alicaídos bolsillos. 

Hay cientos de denuncias de consumidores salteños que, tanto en negocios chicos de barrio, como en las grandes cadenas de supermercados, han registrado incrementos en diferentes productos.

Tal es el caso de las frutas y verduras, productos de consumo diario, que han sido remarcados, por ejemplo: zanahorias a 200 pesos el atado. Cualquier fruta cuesta alrededor de 150 pesos el kilo. Precios que, claramente, muchas familias no pueden pagar.

En medio de una crisis no solo sanitaria, sino también social y económica, este tipo de abusos por parte de comerciantes resultan inconcebibles, y surge la necesidad de que el gobierno actúe con total autoridad. De hecho, tras las denuncias de varios consumidores, se clausuraron dos importantes supermercados ubicados en la capital. Es el turno de ser más finos con los números en el COFRUTOS.

El gobierno provincial insta a la población a que no consuma productos cuyos precios han sido remarcados, y que, en caso de ser posible, se comuniquen con Defensa del Consumidor para dejar constatada la denuncia. Pero también se apela a que sean los mismos comerciantes que tomen la conciencia necesaria sobre el impacto negativo de la remarcación de precios y de la que todavía no se sabe cuándo, ni cómo terminará.

Gustavo Sáenz dijo que sería inflexible con aquellos supermercados, mayoristas y otros rubros que especulen con la crisis sanitaria para poder aumentar los precios de los productos de primera necesidad. Esperemos que sea firme en esa iniciativa.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here