15.3 C
Salta
sábado, julio 20, 2024

Conocé quiénes son las diez mujeres salteñas que recibirán el premio Lola Mora

Fueron seleccionadas por su trabajo social y cultural en Salta.

Muchas de ellas remaron contra la corriente para llevar adelante sus proyectos y mañana serán homenajeadas en el Senado de la Nación. Conocé sus historias.

Tienen en común la trayectoria en cada uno de sus ámbitos. Paciencia, perseverancia y mucho trabajo son las características que unen a estas mujeres que son ejemplo de vida y que demuestran que el trabajo diario y continuo no solo marca la diferencia sino que dejan huella. 

El premio Lola Mora es un reconocimiento a salteñas destacadas en diferentes disciplinas. A través de él se reconoce la trayectoria de verdaderas actoras sociales que hicieron un aporte diferencial en el área donde desplegaron sus conocimientos y su esfuerzo. Las premiadas recibirán su reconocimiento en una ceremonia a realizarse en el Salón Azul del Senado de la Nación. Conocé sus historias, a continuación: 

Graciela Del Valle Mohedas, posee una incansable trayectoria desempeñada en favor de la sociedad, sobre la que ha volcado su eximia capacitación docente y administrativa ejercida con gran responsabilidad en los cargos relevantes que ocupó. Actualmente trabaja es coordinadora General de Cruz Roja Filial Salta y forma parte de la Comisión Directiva de la ONG Orientación Para la Joven. 

“Yo creo que esta disposición para el voluntariado, para dar lo que uno sabe o puede, tiene que ver con la formación humanista que recibí en el Colegio del Jesús y en la Universidad Católica de Salta. En los últimos años del secundario nos llevaban a hacer trabajos de voluntariado, junto a la profesora Nelly Barbarán Alvarado quien era formadora de docentes comprometidos. Ahí conocimos otras realidades y para muchos de nosotros fue determinante esa experiencia en la determinación de una carrera”, explicó Mohedas a LA GACETA y agregó que toda su carrera se debe también a que siempre integró “excelentes equipos de excelentes personas que colaboran con lo que uno se propone y aportan en ambas instituciones. Eso da mucha esperanza, de que el mundo puede cambiar y se puede terminar con la corrupción”. 

Actualmente se desempeña en la comisión directiva de OPJ en donde, además de la búsqueda de recursos y manutención de los hogares, intentan tomar cartas en el asunto sobre problemáticas que le llegan como el embarazo adolescente. “Presentamos al Congreso Nacional un proyecto para crear el Programa Nacional de prevención del embarazo adolecente porque entendemos que no se puede trabajar a puertas cerradas y con los propios criterios, sino aportar el conocimiento que uno tiene”, dijo Mohedas.

Con respecto a su trabajo en Cruz Roja, Graciela destacó el trabajo que se realiza en una institución que es “esencial para lo que es la ayuda humanitaria, con una extensa trayectoria transparente de organización y acción que la hacen esencial no solo con respecto a los desastres presentes como el hambre y la vulnerabilidad de las personas, sino también a lo que está por venir que está completamente estudiado, hablo del cambio climático”, manifestó.

Las distinguidas serán: Graciela Del Valle Mohedas, Ana Beatriz Fernández de Briones, Dora Morales de Gálvez, Ana María Parodi, Liliana Madrid de Zito Fontán, Marcela Isabel López de Córdoba, Mercedes Velarde de Flamini, Norma Beatriz Corral De Ibarra, Susana Orosco y Marta Elena de la Zerda.

Ana Beatriz Fernández de Briones, es creadora del Coro de Niños y Jóvenes Ars Nova de amplia trayectoria local, nacional e internacional. Promovió la creación de varios coros en Salta y siempre tuvo como prioridad la dignificación de los niños a través de un elevado nivel artístico con la música coral. La base filosófica de su trabajo fue fomentar y desarrollar el amor por la Música Coral y por la Música en general. 

“Mi instrumento fue el coro de niños y jóvenes en donde se pudo mostrar y transmitir distintos puntos que forman parte de la base de un trabajo. Lo que me importaba era que los chicos y jóvenes que cantasen se sintiesen importantes y que sepan que lo que hacían artísticamente iba a dejar una impronta, que iban a hacer algo de diferente y de calidad”, dijo Betty a LA GACETA, previo a su viaje a Buenos Aires. “La síntesis de mi trabajo fue crear un repertorio nuevo con chicos bien plantados en el escenario con dignidad y seguridad de ser artistas. Las repercusiones siempre fueron buenas, la gente aplaudía de pie e inclusive pedían autógrafos. Y los chicos confiaron en los ensayos y en ellos mismos, trascendieron y modificaron las expectativas que la gente tiene de un coro de niños y jóvenes”, relató Briones.

Dora Morales de Gálvez, presidió la Sociedad de la Estrella. “Si se soluciona el conflicto con los vuelos estaré yendo a Buenos Aires a recibir esta distinción”, contó a LA GACETA muy animada. Dora fue una activa participante en cuestiones relacionadas con la educación de niños con Síndrome Down. “Mi hija María del Carmen nació con ese síndrome y, en 1962 me acerqué a la Sociedad de la Estrella y trabajé junto con Azucena Barbarán Alvarado. Participé de más de 44 jornadas y congresos y me fui especializando y colaborando con cada institución”, dijo. 

La suya, según sus propias palabras, es una historia “larga como una carrera: se alcanzan logros, pero uno no termina de recibirse. La nuestra es tarea para toda la vida”, explica y agrega: “Me puse al lado de Azucena y comencé a proyectar con mi hija sus estudios y siempre estuve ´al pie del cañón´ con cada institución”, agregó. 

Morales de Gálvez fue presidenta de la Cooperadora de la Escuela Tobar García durante 10 años, y actualmente preside de la Comisión Directiva del Centro de Estimulación Temprana y Educación Inicial para Niños con Síndrome de Down “La Estrella”. Uno de los momentos más recordados por ella fue cuando llevó a su hija y un grupo de salteños a participar de la olimpiadas de natación en Estados Unidos.

El acto se llevará a cabo el jueves 2 de noviembre a las 18, en el Salón Azul del Honorable Senado de la Nación, en Buenos Aires.

Otras de las mujeres homenajeadas, de acuerdo al comunicado del Senado, serán: 

Ana María Parodi; reconocida artista y gestora cultural de la sociedad salteña. Ha trabajado junto a un grupo de voluntarios, liderando diferentes talleres de arte en la cárcel de Villa Las Rosas. También ha colaborado promoviendo actividades en beneficio de diversas instituciones salteñas. 

Liliana Madrid de Zito Fontán; directora y fundadora de Pajcha, Museo de Arte Étnico Americano de Salta, un espacio que permite revalorizar y difundir la inmensa riqueza de las sociedades primigenias de nuestra América. También a través de la Fundación Pajcha ha contribuido al estímulo de la educación de los jóvenes salteños. 

Marcela Isabel López de Córdoba; a raíz de un accidente automovilístico que le tocó vivir, comienza su desinteresada e intensa acción social y solidaria con las familias que también buscan justicia, traduciendo su dolor en acciones positivas para toda la sociedad. Sus marchas respetuosas e ininterrumpidas concientizan sobre el flagelo de las muertes por siniestros viales.

Mercedes Velarde de Flamini; realizó una importante labor social y política como activa dirigente del Club de Leones. Es presidente del Centro Vecinal de Villa San Antonio, abrió un comedor destinado a los ancianos y cumple una importante labor educativa, política y social como Presidente de la Unidad Básica Eva Perón ubicada hasta el día de hoy en su domicilio particular. 

Norma Beatriz Corral De Ibarra; su labor social está comprometida a lograr el desarrollo y la ponderación de mujeres, jóvenes y niños, de los sectores más desfavorecidos de la sociedad salteña, especialmente de la etnia wichis de la localidad de Rivadavia Banda Sur. Impulsó la primera escuela de discapacidad “Pachi Gorriti” en la localidad de Rosario de la Frontera. Es la fundadora y actual presidenta de la Fundación del Alto, cuya principal misión es crear conciencia acerca de la sostenibilidad del ambiente y aspira a mejorar la calidad de vida de las comunidades más vulnerables. 

Susana Orosco; alma sensible para la enseñanza, su trabajo se desarrolla en las aulas de escuelas donde se desempeña como docente especial de música y particularmente en la cárcel de Salta, donde ad-honórem creó el taller de radio locución, que ha despertado la vocación en muchos jóvenes privados de su libertad, y es gracias a la Profesora Orosco que muchos de estos jóvenes han cambiado el rumbo de sus vidas. 

Marta Elena de la Zerda; es una deportista multifacética, destacada figura a nivel cultural y de trascendencia histórica para la provincia de Salta. Como amante de la historia y de la cultura es Presidenta de la Asociación Cultural de Heroínas Hispanoamericanas y fue nombrada Embajadora Vitalicia de la Casa de la Libertad en Sucre-Bolivia. 

 

 

Fuente: LA GACETA SALTA

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí