10.9 C
Salta
jueves, mayo 23, 2024

Dos jóvenes lo golpearon en la puerta de su casa y hoy lucha por vivir

Hace dos semanas se enfrentaron cerca del túnel de Villa Floresta. Lo golpearon con una piedra o ladrillo en el cráneo y desde entonces está en coma en el hospital San Bernardo.

 

Alan Emanuel Moya tiene 31 años y desde hace dos semanas está en coma en el hospital San Bernardo, luego de que en una pelea frente a su casa lo golpearan en la cabeza y le patearan todo el cuerpo.

“Alan sigue en terapia intensiva, no se despierta. Los médicos le tuvieron que sacar casi la mitad del hueso del cráneo porque se lo destruyeron al pegarle con una piedra o un ladrillo”, contó con pesar Abigail Tarifa, esposa de la víctima.

Según la investigación de la Fiscalía Penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Pablo Rivero, la pelea se originó cuando Moya les pidió a dos muchachos -uno mayor y otro menor de edad- que se retiraran de su vereda cuando ambos se drogaban. La respuesta fue la brutal agresión contra el dueño de casa.

La esposa de Moya contó ayer a El Tribuno que esa fue la versión que le contaron a ella, ya que ese día no vio nada porque estaba dentro de su casa.

“Alan venía de la cancha con un chango y se fueron al baldío del frente. Yo me estaba bañando y por eso no vi lo que sucedió. Ahí estaban los dos muchachos con los que se pelearon. Cuando él ya estaba tirado en la calle vino el otro chico a avisarme”, recordó.

Tras ingresar a la vivienda, llamaron a la Policía y a una ambulancia, que llegó poco después.

“Cuando lo llevamos a la casa tenía un sangrado pero no se le veía la herida; él decía que quería dormir. Después llegó el médico y lo trasladaron al hospital porque dijo que era un golpe grave”, añadió la joven.

Al día siguiente recibió un llamado desde el hospital porque debía autorizar una cirugía de urgencia: Alan fue operado para extraerle parte del cráneo y drenar el líquido acumulado en la cabeza. También debió ser entubado, ya que una tomografía mostró que había recibido golpes en los pulmones, el pecho y el estómago.

“Me contaron que cuando él se cayó por el golpe en la cabeza, los dos changos le dieron patadas en todo el cuerpo”, contó.

Desde entonces el muchacho -que trabajaba como remisero y albañil- está en coma.

Acusados

Según la Fiscalía Penal, poco tiempo después de la brutal agresión, un menor de 17 años fue identificado e imputado como partícipe de la golpiza en Villa Floresta.

Luego de varios días de permanecer prófugo, Abel Nelson Arjona, conocido como “Choy”, fue detenido y el viernes el fiscal Rivero lo imputó por el delito de “tentativa de homicidio simple agravado por la participación de un menor de edad”.

Abigail sostuvo que los dos acusados “son unos pendejos atrevidos que vinieron a pelear”. Y recordó que cuando ella estaba embarazada del hijo que hace cuatro meses tuvo con Alan, una tarde “Choy vino a buscar pelea fuera de la casa. Yo salí a pedirle que se vaya y a pesar de que yo estaba embarazada, igual me pegó”.

“No pierdo la fe de que Alan se va a recuperar, y pido que la Justicia caiga con dureza sobre los dos agresores”, afirmó.

 

Fuente: El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí