19.2 C
Salta
martes, noviembre 29, 2022

En 2013 la prórroga para puesteros del parque se sancionó “por un año y por última vez”

El Concejo Deliberante de Salta sancionó la Ordenanza por la que se otorga una nueva prórroga para la permanencia de los puestos de venta en inmediaciones del lago del Parque San Martín y puso en evidencia el apego de un gran sector de la dirigencia política, por la falta de planificación y de control

En el Parque San Martín, la situación de los puesteros configura una transgresión manifiesta a lo establecido por el Código de Uso del Espacio Público.

Es claro que la letra fría de una norma, al momento de aplicarse debe contemplar el aspecto social, pero si de ello se trata, en el paseo de venta del perilago, un rápido relevamiento puede constatar que allí se puede encontrar de todo menos justicia social. Esto sucede a raíz del desmanejo, la falta de control y la demagogia, que han generado que en lugar de familias emprendedoras y cuentapropistas, se haya acaparado varios puestos en pocas manos y se registre una inadmisible y extrema precariedad laboral.

El puesto que la Municipalidad otorga para, con ventajas notables como la ubicación y un precio de canon muy bajo, terminó desvirtuado en sus propósitos de contención laboral en una provincia como Salta, donde abunda la informalidad y la precariedad. Una buena forma de echar luz sobre un tema complejo, por ejemplo, sería una intervención seria de la Policía de Trabajo que depende del ministerio afín.

Recordemos, todo comenzó en el año 2008 durante la intendencia de Miguel Isa y mediante una Ordenanza se creó el “paseo” de ventas con 126 feriantes y con una duración máxima por tres años. Luego en el año 2011 se autorizó una prórroga por dos años más.

En 2013 se sanciona una Ordenanza prorrogando por un año y “por última vez”. En 2014 se otorga una nueva prórroga por 18 meses, luego en el año 2016, durante la intendencia de Gustavo Sáenz, se establece una nueva prórroga y se incrementa a 215 la cantidad de feriantes.

La concejal Emilia Orozco, cuestionó que de esos 215 feriantes, muchos tienen deudas que van desde los 5 mil hasta los 280 mil pesos, a pesar de tener su local en un lugar privilegiado del centro de la Ciudad y al que asisten turistas y vecinos.

La concejal citó el artículo 3 del Código de Uso del Espacio Público, donde se prohíbe la venta o transferencia o comercialización de toda concesión. “Es de público conocimiento que esto sí sucede en los puestos del Parque San Martín y es denunciado por propios puesteros que tienen miedo de unos pocos que manejan los locales como si fueran propietarios”, reprochó la concejal de la oposición.

 

Más Leídas
Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here