Miguel Isa junto a Matias Huergo

Empresas, vinculadas a ex y actuales funcionarios de Salta, están siendo investigadas en la Justicia Federal por supuesto fraude a la Administración Pública de la Municipalidad y de la Provincia. La trama de una historia que puede tener explosivas derivaciones.  

La causa que involucra nada menos que a la Municipalidad de Salta Capital, a la empresa Aguas del Norte y al Gobierno Provincial, comenzó en el año 2018, cuando la AFIP detectó irregularidades y dio aviso al fiscal federal Ricardo Toranzo.

Tras una investigación, la justicia decidió ir más a fondo y el 14 de enero de este año se produjeron espectaculares allanamientos en el CCM y en el domicilio de funcionarios y empresarios.

Si bien aún no se produjeron imputaciones, el fiscal declaró que “estamos muy próximos a cerrar toda la investigación preliminar y empezar con etapas de imputaciones y declaraciones indagatorias”. Al respecto, cabe destacar que todavía no declararon los investigados, mientras quedan algunas actuaciones pendientes.

De la AFIP a la Justicia Federal

La investigación preliminar de la fiscalia incluyó escuchas telefónicas y el seguimiento de las IP de las computadoras y dispositivos móviles conectados a internet que se utilizaban en la supuesta maniobra ilegal.

La AFIP ya habia detectado irregularidades con un sistema que se llama “E-Apoc”, el cual detecta usinas de facturas apócrifas que se utilizan para fingir, simular gastos que no tienen, o pagar menos impuestos. Tras una intensa labor del fiscal, se descubrió  que se habían emitido facturas apócrifas desde computadoras con un IP ubicado en el mismísimo Centro Cívico Municipal de Salta. Justamente por este motivo, se secuestraron el 14 de enero, 2  computadoras, una que pertenecía al área de compras y otra que era utilizada por el Secretario de Hacienda, Pablo Gauffín, hermano del exsecretario de Obras Públicas durante la gestión de Miguel Isa. Gauffin luego renunció (el 28 de febrero) por razones familiares, según manifestó en su nota de dimisión.

La AFIP y la Justicia Federal, armaron una investigación que se concentró en contrataciones del 2017. De ellas, hay al menos 5 contrataciones directas que están bajo la lupa: las iluminaciones del Parque Independencia, la primera y segunda etapa de farolas coloniales ornamentales instaladas en el micro y macro centro, y otras que se instalaron en el barrio Hernando de Lerma, Villa Soledad y en la zona sudeste.

Todas estas contrataciones fueron realizadas con recursos del plan Bicentenario provincial. Hay que aclarar que se trataban de fondos provinciales, provenientes de un préstamo que tomó Carlos Parodi por 350 millones de dólares. La Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad aprobaba la contratación y certificaba las obras. Posteriormente, esa certificación pasaba supuestamente por los controles de los organismos provinciales competentes y tenían el visto bueno para la liberación de los fondos.

ARCADIO fue la empresa privilegiada por el gobierno provincial y municipal para realizar obras de envergadura. Hoy se encuentra sospechada.

Empresas y  personajes 

Arcadio es una de las 7 empresas de un entramado que tiene a Matías Huergo, ex director de Lusal como principal personaje, y a Gerardo Romero, como uno de sus socios. Un dato importante es que ésta empresa cambió su denominación silenciosamente en el 2017 y pasó a llamarse Urkupiña SRL. En su afán de riqueza, Matías Huergo, construyó un entramado de firmas para quedarse con las licitaciones:  Vae Constructora S.R.L, Aván S. A. S (junto a Agustina Medrano de la Serna, su actual pareja, que aparece entre los requerimientos de la Justicia) y Berkana. Lo que une a todas, además de pertenecer a las mismas personas, es que están siendo investigadas por la emisión de facturas truchas.

Huergo tiene prohibida la salida del país y sería el principal imputado. Llamativamente, cuando allanaron su casa de San Lorenzo, declaró haber perdido el celular días antes.

El empresario es hijo del primer ingeniero recibido en el país, aunque él prefirió estudiar para ser contador. Trabajó como gerente en Telecom y en la Termoeléctrica Güemes, sin embargo, su gran salto fue como gerente de LUSAL.

Kalinsky arma LUSAL y pone a Huergo

Para hablar de LUSAL debemos mencionar a un personaje central que le dio manija a la idea y colocó a Huergo a la cabeza: Raúl Kalinsky.

Exsecretario de Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires durante la gestión de Carlos Grosso y con sólidos contactos en el poder, el arquitecto porteño llegó a Salta con varias causas penales a cuesta y con la idea de reciclarse luego de haberse metido en el lodo de la política nacional.

Con Miguel Isa como intendente, su figura adquirió enorme relevancia: fue Jefe de Gabinete entre 2005-2007, y se desempeñó como Secretario de Planificación y Desarrollo  Urbano Municipal.

Los cercanos a el, coinciden en señalar que fue la materia gris del gobierno de “Miguel”. Fue él quien creó LuSal, una Unión Transitoria de Empresas (UTE) para llevar a cabo el mantenimiento  integral del servicio eléctrico. Fue él, también, quien ideó el sistema de tercerización del alumbrado público, el cual se dio dentro de una reforma más general, que incluyó la creación de una tasa municipal especial para que sea el contribuyente quien financia a la empresa beneficiada; es decir, para que el mismo contribuyente se haga cargo del mantenimiento. La justificación que esgrimieron fue: como la Municipalidad no tiene la capacidad y la eficiencia para cumplir con ciertas obligaciones, no le queda otra que tercerizar.

Como hemos dicho, la tercerización se basa en que el contribuyente paga una tasa extra para que se hagan esas tareas. Con este esquema, en el 2006, Matías Huergo comienza a tomar protagonismo. Fue un gran creativo y ejecutó ideas que lo terminaron beneficiando. Algunos aseguran que los 10 años que estuvo al mando de Lusal le habrían servido para capitalizar ARCADIO y su emporio de firmas.

Es que las obras con el Estado cada vez crecían más, y según señalan, la mediación de “Miguel” habría sido central para que la empresa ubicada en calle Aniceto Latorre esquina Junín se convierta en la empresa del alumbrado para la Salta turística.  La investigación, por lo tanto, no solo abarca al ámbito municipal sino que hablamos de una empresa con constantes contratos con el gobierno de Urtubey e incluso Aguas del Norte, a cargo de Paz Posse.

Empresas y viejos amigos de (Miguel) Isa, como (Matías) Huergo de Lusal, son los que (Gustavo) Sáenz habría contratado para realizar la obra de iluminación con farolas coloniales pagadas con fondos del Plan Bicentenario”, declaró en La Gaceta la concejal Cristina Foffani, quien se atrevió a señalar lo que por el momento pocos dicen.

La relación entre Huergo y “Miguel” es solo un aspecto del caso. Por la cantidad de información que ha aparecido son grandes las incógnitas y las significaciones políticas. Y al parecer sería solo la punta del ovillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here