La gestión de Sáenz, luego de las audiencias por la denuncia de vecinos por la contaminación del Vertedero San Javier, finalmente informó sobre los fondos para la compra de la geomembrana textil, de la que deberá hacerse cargo la próxima intendenta, Bettina Romero.

La disposición final de la basura en el vertedero San Javier sigue generando polémica. A una semana de que asuma la intendencia de la ciudad Bettina Romero, ayer desde la gestión saliente señalaron que dejan un plazo fijo por alrededor de 30 millones de pesos, que servirán para la compra y colocación de la geomembrana que se necesita para que comience a funcionar la trinchera IV del relleno sanitario.

“El proceso de licitación de la geomembrana está, la compra está, lo que pasa es que tenemos que cumplir con trámites formales y esos trámites formales se terminarían la semana que viene. Entonces lo deberá terminar, formalizar y firmar los últimos papeles la nueva gestión”, señaló ayer el jefe de Gabinete municipal, Luis María García Salado.

Justamente, el pasado 25 de noviembre en la audiencia judicial que hubo en la causa que llevan adelante vecinos de la zona sudeste contra la Municipalidad y Agrotécnica Fueguina por una posible contaminación en el San Javier, ya se había establecido que la trinchera IV no se iba a terminar hasta fin de este año.

El funcionario municipal le dijo a este diario que ellos dejan alrededor de 30 millones de pesos en un plazo fijo en el banco. García Salado afirmó que esa plata es suficiente para la compra de la membrana y la colocación. Al tiempo que aseguró que se trata de fondos que salieron de las arcas de la comuna, porque en un principio se especuló que Nación iba a desembolsar esa suma.

El funcionario contó que se espera que el expediente vuelva del Tribunal de Cuentas. En su momento se señaló que el Tribunal cuestionaba que sea el municipio y no Agrotécnica Fueguina quien compre la geomembrana. Sobre este punto, el jefe de Gabinete afirmó que se trató solo de interpretaciones, pero que ellos buscan “preservar el ambiente y cumplir con los vecinos”.

El funcionario político del municipio aseguró que si todo marcha bien, a fines de diciembre la obra en la trinchera IV tendría que tener un avance del 40% y el resto se tendría que terminar en los próximos meses. Una vez que esté finalizado el trabajo en ese sector, se comenzarán a depositar las cerca de 800 toneladas de basura diarias que llegan al relleno sanitario. Y así, de una vez por todas, se dejará de usar la trinchera que había sido clausurada en 1999.

Análisis

Por otro lado, aseguró que se comprobó que el suelo del vertedero San Javier no es permeable. “Personas muy calificadas realizaron un análisis del suelo. Esto también lo controló el INTA. Y certificaron que el suelo del vertedero no es permeable, por lo que no contamina las napas de agua. Para evitar discusiones y para estar seguros pusimos la geomembrana”, concluyó.

Más allá de la colocación de la membrana, habrá que ver qué determinaciones toma la nueva administración en cuanto a la disposición final de los residuos y al contrato de Agrotécnica Fueguina.

FUENTE: EL TRIBUNO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here