Los jueces del Tribunal Oral Penal Económico (TOPE) n°1 ordenaron la detención del empresario Alberto Samid, acusado de asociación ilícita y evasión de impuestos.

El empresario debía presentarse hoy a una audiencia clave de un juicio oral que está atravesando, pero finalmente se ausentó.

De acuerdo a la Justicia, Samid y otros nueve imputados conformaron una asociación ilícita que comercializaba carne y no tributaba el IVA al Estado. A esto se le suma una acusación por la faena y comercialización de ganado de hacienda en negro, que abastecía el mercado interno evadiendo también los aportes estatales.

El fiscal Gabriel Pérez Barberá, integrante del TOPE n°1, solicitó una pena de seis años y seis meses de prisión para Samid. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que actúa como querellante en el caso, también pidió condena para el empresario y el resto de los acusados.

Junto con los pedidos de condena, el fiscal también requirió que se les aplique una multa de 23 millones de pesos dividida entre todos los acusados.

En sus alegatos, Pérez Barberá dio por probado que el empresario integró una asociación ilícita a través de la cuál se evadían impuestos de la comercialización de carne. Además del empresario, están imputados María Susana Moreno, Alicia Samid (hermana), Lilian Lastoria, Luis Balanho, Zoraida Martín, Teresa Fornasier, Claudio Pileoo, Roberto Cañete y Francisco Burgos.

Esta causa no es nueva: empezó por una denuncia de la AFIP en 1996, es decir hace 23 años. La estrategia del “rey de la carne” era aplazar lo máximo posible la instancia de juicio oral hasta que prescriba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here