10.9 C
Salta
jueves, mayo 23, 2024

La muerte de Cintia Tapia vuelve a interrogar la responsabilidad del Estado en los femicidios

El cuerpo de la joven apareció en un camping donde miles de adolescentes festejaban el Día del Estudiante.

 

En el lugar se había montado un operativo policial para evitar incidentes.

El día en el que se celebró la llegada de la primavera se incrementó el número de femicidios en la provincia de Salta. Cintia Carmen Tapia, una joven de 25 años y madre de dos hijos, apareció muerta en el mismo lugar donde cientos de adolescentes festejaban el Día del Estudiante entre asados, música y alcohol.

Este femicidio pone de manifiesto, una vez más, la responsabilidad del Estado en estos casos porque el cuerpo de Cintia aparecióen un predio donde la Policía de Salta había montado un operativo para evitar incidentes: 1300 efectivos habían sido designados para cuidar los diferentes lugares en los que se reunirían los jóvenes.

¿Qué pasó en el dique?

‘El Préstamo’, un camping municipal ubicado en cercanía al dique Cabra Corral, empezó a recibir estudiantes de diferentes edades desde la tarde del miércoles 20. El número de concurrentes creció con el correr de las horas y sobre la madrugada del 21 más de 1.000 se encontraban allí. En la puerta principal, un control policial decomisaba bebidas alcohólicas, sin embargo la existencia de ingresos secundarios posibilitaron el acceso de cerveza, vino y otras sustancias.

Salteños marcharon por el crimen en el Dique Cabra Corral

Para evitar pagar entrada, la gran mayoría de los jóvenes se ubicaron sobre la orilla del espejo de agua, alejados del sector de mesas y asadores con los que cuenta el camping. En esa zona, repleta de carpas, había fogatas que iluminaban guitarreadas; bailes impulsados por música que provenía de algunos autos y mucha oscuridad, cuentan quienes pasaron la noche en el lugar.

“Nadie sabía que había una persona fallecida”, contó Elizabeth, mientras esperaba subir al colectivo que la traería hasta la ciudad de Salta. La estudiante universitaria detalló que la madrugada transcurrió con normalidad en el lugar. “Disfrutamos de la fiesta, cada uno estaba con su grupo y bailando con la música que ponían en los autos”, agregó.

Otros jóvenes, no la pasaron demasiado bien y las ganas de divertirse terminaron convirtiéndose en miedo. “Venimos por primera vez y nos asustamos cuando empezaron a pelearse algunos grupos de chicos y llegó la Policía a reprimir. Volaban piedras y botellas entre las carpas, fue feo”,  detalló un grupo de estudiantes del colegio Batalla de Salta. Los adolescentes contaron también que después de los disturbios los uniformados empezaron a requisar minuciosamente las carpas para sacar secuestrar bebidas alcohólicas y estupefacientes.

Para Franco Guerra, cuidador de ‘El Préstamo’, lo que sucedió “es inexplicable”. Hace 20 años trabaja en el lugar y por primera vez presencia algo similar. “Esta es una zona tranquila y turística, pero con esto no te quedan ganas de seguir”, sostuvo.

El cuidador narró que vivió una noche “terrible” en la que ni siquiera pudo dormir. “En la zona de la orilla, donde estaban los chicos, nadie cuida. Anoche no dormí porque estaba viendo que no me saquen nada, ni se metan en las casas de los vecinos. Estaban con música a alto volumen, hubo peleas y después de las cuatro de la mañana me enteré que habían encontrado un cuerpo. Lo que pasó no se esperaba”, enfatizó.

El lugar

El cuerpo de Cintia no estaba en un rincón escondido de las cerros, ni sumergido en las profundidades del dique. Estaba a pocos, muy pocos metros, de donde miles de jóvenes celebraban la primavera bajo una tenue e insípida llovizna.

Cintia apareció en un sendero que recorre el alambrado que protege a la pileta municipal. Sobre un tronco y rodeada de pastos secos yacía su cuerpo. Resulta increíble pero real.

Después de que retiraron el cuerpo, cerca de las 13, el lugar quedó desierto y sin custodia policial. En ese sendero podían verse rastros de pisadas, basura y una mancha de sangre sobre la tierra.

El Estado es responsable

Diecinueves mujeres fallecieron en lo que va del año como consecuencia de la violencia de género, por eso más de 150 se autoconvocaron a través de las redes sociales para reclamar ayer.

“Son cifras brutales de la violencia machista en nuestra provincia y en ese sentido nosotros venimos diciendo que los gobiernos son responsables, que el Estado es responsable y las mujeres venimos expresando que tenemos que transformar toda esta bronca, todo este odio que nos da esta situación, en organización para frenar la violencia machista”, comentó Daniela Planes, referente de Pan y Rosas.

La justicia detuvo al presunto autor del crimen

Por su parte, Mónica Menini, referente del Foro de Mujeres por la Igualdad de Oportunidades, indicó: “tenemos que buscar las causas para poder hacer transformaciones, las causas tienen que ver con el machismo, con el patriarcado, con estos fundamentalismos que no nos dejan avanzar con políticas de estado necesarias que se exigen por ley en nuestro país, como la educación sexual integral, que no es solo enseñar anticonceptivos, sino también transformar las relaciones entre hombres y mujeres”.

 

 

Fuente: La Gaceta Salta

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí