15.9 C
Salta
sábado, febrero 4, 2023

Tarifazo y algo más: Enero caliente y poco vacacional en Salta

El clima social de las primeras semanas del año ha superado al de la época estival, que además de la temperatura propia del verano se le sumó la dura escasez de lluvias en toda la región. El adelantamiento de las elecciones mostró su contracara.

Al problema de la emergencia hídrica de diciembre y la falta de agua en toda la Provincia, sobre todo en San Martín, se le ha sumado el del tarifazo de luz. Para lo primero, se había dispuesto la suspensión de la facturación de Aguas del Norte en el mencionado departamento norteño.

La confluencia de ambas problemáticas ha generado un efecto más rotundo que el malestar que se expresa en las redes sociales y ha puesto nuevamente al norte provincial como protagonista de enérgicas movilizaciones en calles y rutas para rechazar el incremento de la tarifa de Edesa.

Este contexto social y el de la amenaza permanente y dolorosa que representa la indigencia y la desnutrición infantil (por el momento contenida a partir de una acción territorial dispuesta por la nueva gestión en Salud Pública), ha motivado un regreso anticipado del Gobernador Sáenz, quien tenía previsto reaparecer el lunes 16 pero lo hizo el miércoles 11 de enero, reuniendo al Gabinete.

Respuestas en gradualidad

En su regreso, el gobernador Sáenz dispuso medidas tales como auditoría a Edesa, suspensión de los cortes por morosidad, información clara en la facturas respecto a topes de consumo subsidiados y controles a la empresa proveedora de energía: Trasnoa.

Sobre TRANSNOA hay además un trasfondo político, en palabras del presidente del Ente Regulador, Carlos Saravia, “los Urtubey” forman parte de esta empresa.

Pasaron los días y las movilizaciones fueron creciendo junto al fastidio, sobre todo en Orán, sucede que al drama del tarifazo de energía se suma la impotencia de que se paga por un servicio pésimo. El primer anuncio no trajo calma, tampoco el que se dispuso incrementar multas a Edesa por los cortes.

Ante ello, el martes 17 de enero el gobernador Sáenz redobló la apuesta y emprendió de manera simultánea una nueva cruzada contra el centralismo, criticando el reparto de subsidios al consumo de energía y una medida dura contra Edesa S.A., ordenando retrotraer el costo de las facturas a noviembre de 2022, es decir antes de la ola de calor de diciembre que incrementó el consumo, sobre todo en el norte provincial.

Vacaciones y elecciones

La delicada situación social, el tarifazo y las movilizaciones han caracterizado los primeros días de 2023, un año electoral en el que el oficialismo no quiere descuidar flancos de conflictos que salpiquen el objetivo reeleccionista.

Durante los primeros meses del año, todo tendrá esta característica: reflejos necesariamente rápidos y mucha gestualidad para sostener el eslogan de “Gobierno presente”, para lo cual es fundamental un gobernador (candidato) presente. (P.R.A.)

Más Leídas
Noticias Relacionadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here