15.9 C
Salta
miércoles, abril 17, 2024

Un informe revela que el acoso callejero en Salta comienza en niñas de 8 años

El 21% de las mujeres encuestadas por especialistas contó que a esa edad vivieron su primera situación de

hostigamiento en la vía pública.

Una niña de ocho años ya es víctima de acoso callejero, es decir que hay niñas de esa edad a las que alguien las piropea, las silba y hasta son tocadas en la vía pública. Así lo revela un informe que Mujeres de la Matria Latinoamericana –Mumalá- realizó en Salta Capital.

De las 400 mujeres encuestadas, el 21% dijo que vivió alguna situación de acoso en la calle a partir de los 8, mientras que el 60% contó que sufre esta situación desde los 15. Al 19% restante les pasó por primera vez a los 21.

Por otro lado, el estudio describe que los piropos son el tipo de acoso más común (79%) seguido de los insultos y gestos vulgares (49%). El 22% contó que alguna vez la tocaron o la agarraron en la vía pública y el 31% dijo haber recibido comentarios con connotaciones sexuales explícitas. “Además durante la encuesta, ocho de cada diez mujeres no se sienten seguras cuando salen a la calle”, agregó la referente de Mumalá en Salta, Malvina Gareca. 

¿Qué hacen para sentirse seguras en la calle?

Evitar pasar por lugares oscuros (88%) o aislados (82%) y cruzar la calle cuando perciben alguna situación incómoda (82%) son las estrategias más utilizadas por las mujeres para sentirse seguras en la calle. También intentan caminar siempre acompañada por un hombre (75%) o toman rutas alternativas si saben que en determinados lugares hay hombres que la silban o gritan (57%).

El 39% de las encuestadas dijo que usa ropa poco llamativa para ir a lugares públicos y el 22% tuvo que cambiar trabajo para evitar situaciones de acoso en el ámbito laboral. El 16% incluso se mudó de barrio y el 17% lleva objetos de defensa entre sus pertenencias.

Buscan la sanción al acoso callejero

Esto sucede en Salta donde meses atrás obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados un proyecto que propone incorporar la sanción al acoso callejero dentro del artículo 74 del Código Contravencional de la provincia. Ahora espera su tratamiento en Senadores para su sanción definitiva y posterior aplicación en toda la provincia.

“El proyecto contempla la visibilización y desnaturalización del acoso callejero. Lo que tenemos que analizar después es cuales van a ser las actitudes que deberán recibir una contravención. Hay que trabajar en todas las formas porque las situaciones más comunes son los silbidos y bocinazos que aunque a veces no se puedan comprobar también son formas de acoso”, destacó Gareca.

La iniciativa presentada por el diputado Emanuel Sierra prevé penas que alcanzan hasta 20 días de prisión efectiva, multas económicas equivalentes al valor de cada día de prisión, valuado en 10 litros de nafta súper o trabajos comunitarios.  “La sanción es una herramienta más, que consideramos importante porque marca que normativamente las mujeres podemos denunciar el acoso pero sabemos que con esto no se soluciona el problema de fondo. Hay que afianzar el conocimiento y concientización en el ámbito educativo”, agregó.

Las cifras nacionales

Mumalá también presentó un informe sobre violencia contra las mujeres en espacios públicos realizado, a través de encuestas, en once provincias, entre ellas Salta. El mismo analiza la percepción de seguridad de las mujeres al momento de transitar del espacio público y en el uso del transporte público como medio de movilidad.

El dato más preocupante indica que el 93% sufrió alguna forma de acoso callejero a lo largo de su vida. Además, el 80% de las encuestadas manifestaron que se sienten inseguras cuando salen a la calle, en especial de noche. 

En este sentido, Salta se ubica junto a Buenos Aires en el segundo lugar dentro el ranking de las provincias que registran el mayor número de percepción de inseguridad durante la noche con un 90%. En primer lugar está Rosario con un 91%.

El 75% piensa que las calles por las que circulan no están correctamente iluminadas, porcentaje que asciende considerablemente en Corrientes (90%), Córdoba (81%) y el Gran Buenos Aires (80%).

Por otro lado, dos de cada diez mujeres referenciaron haber sido abusadas (rozamientos o manoseos) dentro del colectivo mientras que nueve de cada diez se mantienen comunicadas cuando suben a un taxi. 

  
 
 
Fuente: LA GACETA SALTA
Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí