Lucio Pino Paz Posse tendría que ser investigado.

Deudas por más de $ 400 millones, desinversión total en todas las estructuras, falta de elementos de trabajo y planes de infraestructura, además, de dudosos gastos corporativos dejó Lucio Pino Paz Posse en su paso por la empresa que presta el servicio de agua.

El nuevo director de la empresa que administra el servicio de agua potable para toda la provincia, Luis García Salado, reveló detalles sobre lo que dejaron directorios anteriores de lo que hoy es CoSaySa, en particular la gestión anterior, a cargo de Lucio Pino Paz Posse.

“En Aguas del Norte, el balance de diciembre reveló que existe una deuda 400 millones de pesos. Son deudas impositivas, a proveedores”, informó Luis Garcia Salado.

Además, Salado explicó que no solo encontraron una gran serie de irregularidades sino que habló de “una desinversión total en toda la estructura del organismo”. Las deudas, algunas ya pudieron ser refinanciadas, comentó.

Luis García Salado reveló detalles que resultan, cuanto menos, indignantes, tratándose de un servicio de primera necesidad. En ese sentido, el director del organismo confesó que no hay herramientas para trabajar: “Hay una desinversión total, no hay retroexcavadoras, camiones para extraer las bombas de los distintos lugares, los vehículos y camionetas totalmente destrozados y parados, lo que obliga a contratar esos servicios por aparte”.

El testimonio de García Salado en FM La Cigarra permitió conocer, además, que no solo se trataba de un mal manejo económico, sino de gestión. Al parecer, Lucio Pino Paz Posee no se habría tomado el trabajo de elaborar informes sobre el estado del servicio en los barrios y localidades, mientras que tampoco existía una planificación de qué debía hacerse con las redes: “simplemente había información de qué es lo que debía hacerse para que el agua pueda fluir como elemento líquido esencial para los humanos, pero nada se hablaba de la situación de las redes en aquellos lugares donde presta servicio la empresa” aclaró el hombre.

Tras los primeros cincos meses de gestións, y tras un difícil panorama con deudas millonarias y cero planificación, el director de CoSaySa asegura que finalmente se está estabilizando la empresa, aunque no descartó que, de descubrirse que existieron hechos delictivos en administraciones anteriores, pudiera presentar formalmente una denuncia.

La banda de Pino con viajes y OSDE

Siguiendo con los detalles de una gestión que pocos beneficios dejó, García Salado indicó que durante el directorio de Pino Paz Posse, existían tarjetas corporativas de un selecto grupo, todos allegados a Paz Posse, que utilizaban los fondos del organismo para costear pasajes para irse a Buenos Aires: “de ahí se enteraban que había una conferencia en a otro lugar del mundo, sacaban los pasajes y viajaban”.

A su vez, el grupo de “pino” contaban con la obra social OSDE mientras los trabajadores sin jerarquía tenían una obra social con un convenio con IPS; los altos cargos tenia un plan 410 que, se sabe, cuesta unos varios miles de pesos al año.

El año pasado fue uno de los peores para CoSaySa: con un director totalmente abocado a su campaña política, el organismo sufrió un gran desfinanciamiento. De hecho, según confirmó el mismo García Salado, existían contratos para publicidad y cartelería, pagados con dinero de CoSaySa, pero utilizados para empapelar la ciudad con el rostro de Lucio Pino Paz Posse.

Para graficar lo que dejó el último director del organismo, presunto socio del exgobernador Urtubey, García Salado contó que “se inauguraron en Villa Floresta tres pozos, el año pasado. Esos tres pozos no tenían conexión de electricidad, no se había bajado el cable para que pudiesen funcionar. Una de las cisternas tampoco tiene bomba…”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here