18.1 C
Salta
domingo, febrero 25, 2024

Apertura de sesiones| Urtubey se mostró incapaz de sacar de la crisis al cordón agroindustrial 

Como todos los primero de abril, se iniciaron las sesiones en la Legislatura salteña. El gobernador dio un discurso donde, entre otras cosas, se refirió livianamente a la crisis de los ingenios azucareros.

Como lo indica el reglamento, las sesiones de la Legislatura de Salta comienzan el primero de abril. Y es el gobernador el encargado de dar el discurso de apertura, donde se refiere, de manera general, a la gestión que se llevará a cabo durante el año.

Entre otros temas, Urtubey no pudo obviar hacer referencia a los despidos en todo el sector azucarero del NOA, dada la proximidad y la relevancia que tuvieron los 181 despidos irreversibles del Ingenio San Isidro, sucedidos el pasado 26 de enero.

Frente a toda la audiencia, dijo que “la crisis del sector azucarero ha dejado sin empleo a muchos trabajadores. Hemos mediado, hemos explicado y los resultados no fueron ahora como esperábamos. Seguiremos trabajando sin demagogia, en busca de la continuidad laboral de esos cientos y cientos de trabajadores”.

De esta manera, se refirió el gobernador. La respuesta fue más que clara: los resultados de las negociaciones fueron en favor de las empresas y no del Estado. El uso recurrente del “seguiremos trabajando” es más bien un cliché para decir que no hay soluciones a la crisis.

Semanas antes, en un diálogo con el diario El Tribuno, el gobernador admitía que no podía “obligar a un dueño a que haga lo que no quiere hacer”, lo que sumado a lo dicho ayer da a entender que no hay intenciones por parte del gobierno de frenar la crisis. Tampoco Urtubey consiguió otro grupo empresario para que se haga cargo. En efecto, la crisis continua abierta.

En dicha entrevista, el gobernador también admitía que sólo iba a apelar a la buena voluntad de la empresa, pero de iniciar acciones para la reincorporación de los despedidos ni por asomo dijo algo. Y mucho menos conseguir que se les pague el 100% de la indemnización que se les adeuda.

La situación en Orán es cada vez más crítica y crece el descontento social, teniendo en cuenta que la mayoría del pueblo trabajaba en el ingenio. De hecho, se han realizado a la fecha una serie de movilizaciones muy masivas, que aumentan la presión hacia el gobierno de Salta, que todavía no ha dado respuestas concretas al reclamo popular.

Al caso del Ingenio San Isidro, se suman los 338 despidos del Ingenio La Esperanza en Jujuy, que si bien no es jurisdicción provincial, muestran el accionar de los gobiernos provinciales en conjunto con las empresas azucareras, que ya llevan contabilizados más de 500 despidos y ni una respuesta concreta por parte de los gobernadores para devolver los puestos de trabajo. Esta pérdida no solo perjudica a los empleados directos sino también a todo el comercio de la zona.

La escueta referencia que hizo en el día de ayer, por la repercusión social y mediática que el tema genera, muestra que estamos en presencia de un mandatorio incapaz de sacar al cordón agroindustrial de la provincia de una de sus más graves crisis.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí