8.7 C
Salta
lunes, julio 22, 2024

Entrevista | Daniela Seggiaro propone mirar y pensar nuestro cine “como una forma de resistir”

La destacada cineasta salteña se refirió al presente político y cultural, en un contexto de paralización del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales. Al hablar de sus dos películas, filmadas en el Chaco salteño, destacó la importancia de que se cuenten historias desde esta región y reveló que en el exterior sorprendía que todo ello también sea parte de Argentina.

A propósito de una actividad de cine debate que tuvo lugar en la Biblioteca de la Legislatura de Salta, donde se proyectó la película “Nosilatiaj, la belleza”, entrevistamos a Daniela Seggiaro, su directora.

“Estas películas que hacemos que no que no son películas para el estreno, no son películas solo para hacer taquilla, que eso es lo que a veces se olvida no cuando se mide el público del cine nacional, en realidad hacemos películas para que queden en el tiempo para que la siga viendo la gente para que circulen por muchas salas del país. La película Nosilatiaj ya tiene más de 10 años, fue filmada en el 2010 y estrenada en el 2012, pero la verdad que cada vez es más vigente en un punto porque quizás también cuando lo hicimos eran temas que todavía no se habían abordado mucho sobre todo desde la ficción y menos en el cine nacional, entonces siempre tuvo un lindo recorrido”, comenzó diciendo.

– ¿Por qué no pierde vigencia?

– También se va conociendo más sobre las comunidades va estando más presente el idioma en distintos formatos en distintos trabajos entonces bueno para mí es un pequeño aporte que intenté hacer desde el cine A toda la gran lucha de los pueblos indígenas de Salta no y me alegra muchísimo.

Tanto con Nosilatiaj, que ya es de más tiempo, como con Husek, que fue mi segunda película y se estrenó hace dos años, comentaba hace poco que todo el tiempo la están pidiendo para para distintos espacios de cine, pero también para otro tipo de análisis o espacios académicos, eso es un gran un gran orgullo y me encanta que suceda, son películas que se hicieron gracias al apoyo del Instituto Nacional de Cine, en un momento donde pudimos acceder a poder contar estas historias desde el cine nacional, realmente es un placer verlas todavía en funcionamiento a las películas y la importancia que tiene contar lo nuestro y que no son para la taquilla del momento sino que tienen otro valor.

-En tu recorrido con las películas ¿qué recibís como respuesta sobre lo que exponen de Salta?

-Son películas concebidas muy desde lo local, desde lo que uno conoce, observando, conversando, escuchando historias, pero que cuando salen también se vuelven universales, hay gente de muchos otros países que lo encuentra cercano con cosas que puede identificarse también, eso es muy lindo porque si bien hablamos de un cine muy local, es muy bueno ver como las personas de los lugares más remotos se pueden identificar con algo de todo esto que estamos planteando, porque las cuestiones interculturales nos atraviesan a todos y los problemas de la falta de respeto que hay a las a las diversidades y a las culturas, se repiten sobre todo en Latinoamérica.

Después me pasó algo muy curioso con Nosilatiaj, porque no se abordaban mucho en ese momento los temas indígenas desde el cine, mucho menos desde la ficción porque parecía que los temas culturales más vinculados a los pueblos del Norte del país estaban más abordados desde el documental pero la ficción a veces llega a otros lugares a otros festivales a otros espacios de cine diferentes que el documental y ahí sí había una gran sorpresa porque Argentina mostró durante mucho tiempo una idea de un país europeo o europeizado.

Eso a mí me llamaba mucho la atención, el cómo afuera decían: ¿pero esto es Argentina? Por lo subrepresentado que estaba el norte argentino, porque no sólo es la cuestión indígena sino también nuestra forma de hablar y de ser. Es maravilloso poder generar trabajos que formen parte de nuestros relatos del cine nacional y que sean desde acá.

-También las películas son muy valiosas para los salteños que si miran hacia adentro de la provincia, sólo lo hacen hacia los Valles Calchaquíes…

-El nombre la Belleza tiene que ver con eso con esa potencia no que tiene el Chaco salteño y a veces esa potencia está sub representada o no muy narrada, no muy vista, me gusta mucho saber que la película hace un aporte en ese sentido

-¿Cómo analizas este presente político en el que se ataca al cine nacional y a la cultura?

-Bueno me parece que estamos en un momento muy muy complicado espero que podamos tener la astucia de salir de alguna manera no tan dañados porque me parece que sí que justamente lo que se está atacando al instituto de cine y bueno y a casi todas nuestras instituciones a nuestro Estado también , esa idea de destrucción es algo muy muy grave y que ataca esto a lo que hablábamos recién, a nuestras ideas de diversidad dar cada vez más espacio andar cada vez más lugar, a que se cuenten más historias a reconocernos en diversidad.

Creo que estamos en un momento en el país en que hay un intento de homogenización y de pasarle una topadora digamos a todo lo que nos da identidad, creo que eso está haciendo terrible desde lo económico y desde lo simbólico.

Estoy un poco mareada con todo esto, el Instituto de Cine está frenado, es una tristeza enorme y veremos que va sucediendo y desde que desde qué lugar podemos resistir, creo que mirando nuestras películas es una forma y pensándolas también, como decía si se mide este tipo de películas con un tanque que viene de Hollywood, por supuesto que perdería, no pero no es esa la forma de medir, debemos tener otras herramientas para pensar nuestras identidades, nuestra producción cultural y nuestra nuestro país y nuestro estar en el mundo debe tener nuestras formas propias.

Por ejemplo, lo que decíamos recién, estas películas que a 10 años se siguen viendo se siguen usando para tantísimas cosas, siguen generando una reflexión, una sorpresa, ahí está lo que hacemos, no en la medida que nos quieren imponer, entonces está lleno de falacias este ataque que se está haciendo el instituto de Cine.

-En noviembre del año pasado el INCAA publicó un spot con microescenas de muchas películas argentinas, verlas todas juntas también significó potencia y puede ser un ‘contra-tanque’ interesante…

Totalmente, eso es maravilloso por eso fue muy lindo generar de acá películas que formen parte de ese corpus del cine nacional, es un orgullo enorme porque y tenemos que defenderlo y además seguir en la tarea de la ampliación de eso, sumando voces, no restando.

Ese es el gran temor que tenemos, no es solo de perder nuestros trabajos como cineastas, sino que de nuevo el cine sea algo inaccesible, queremos  que sea cada vez más accesible para que se cuenten cada vez más historias y estoy dando cuenta de la diversidad no de la homogenización, sino de la de la potencia que tiene la diversidad de películas, hay algunas maravillosas que vienen de Misiones por ejemplo, en los últimos años de muchas de Salta y esa apertura es lo que no tenemos que perder.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí