El "oveja" Álvarez en una actividad política ayudando con la comida junto al "gringo" Marocco.

Cesar “el oveja” Álvarez en una entrevista con Opinorte, analizó la crisis del sistema político, las tensiones y desafíos del Frente liderado por Gustavo Sáenz, y los tiempos que se viven en la política salteña.   

No es fácil en época de sloganes e influencers de redes sociales, poner énfasis en la política clásica y asumir la crisis del sistema de representación que atraviesa el país y la provincia.

Cesar “el oveja” Álvarez es uno de los exponentes de la dirigencia salteña que mantiene una intensa tarea militante y una constante reflexión sobre éstos fenómenos de actualidad. Se define como como un peronista no dogmático, formado en una mirada “municipalista”, y se jacta de estar en política por un proyecto para Salta y no para, simplemente, “hacer sociales”.

Para empezar la charla comienza con comentarios sobre el ámbito nacional. “El triunfo de Alberto Fernández e incluso la buena elección de Macri, muestra que el electorado en esta época no va hacia los extremos pese a que hay propuestas de izquierda a derecha. Muestra, además, que la gran mayoría intenta corregir distorsiones con el voto, tal es así que casi el 90% de los votos fueron para dos candidatos”, señaló.

Una de las peculiaridades de época que advierte es la influencia, en muchos casos negativa, de las redes sociales. “Los equipos de los candidatos ahora están demasiados pendientes en las encuestas que si bien representan las conductas de las personas, y las redes sirven como una herramienta de digitalización de conciencia, lo cierto es que son solo una muestra a modo de encuesta y las encuestas muchas veces se equivocan“, indicó y manifestó que como sirve para preveer las conductas pueden ser utilizadas con “fines lamentables”.

Sin embargo, advierte que sin ir a la realidad palpable es imposible gobernar. Contó, en ese sentido, que junto al candidato a vice gobernador Antonio Marocco y muchos dirigentes, han tenido una gran entrega en todo el año, llegando a recorrer más de 40 municipios. “Hemos ido a cada lugar con humildad, a poner el oído lo más cerca de la gente, y corroboramos en la práctica que la propuesta del frente Gustavo Sáenz Gobernador tiene una llegada y que sin esa inserción no se puede avanzar”.

Crisis del sistema de partidos

Siguiendo con su mirada, analizó que el proceso electoral salteño se encuentra signado por “un gran vaciamiento ideológico”.

“Las PASO y la maniobra de destruir los partidos políticos se ven día a día. Y los partidos que quedaron más o menos institucionalmente parados, han sufrido un deterioro de sus doctrinas. Las coaliciones no son otra cosa que una anomalía de un sistema político que debe ser reformado”, agregó.

Señaló que “el peronismo es el ejemplo más claro, hace varias elecciones que tiene una perfomance muy pobre, siendo el PJ un partido histórico, que llegó a tener la mayor cantidad de afiliados” y consideró que los responsables fueron “quiénes vinieron manejando el partido ”. En ese sentido apuntó contra Juan Manuel Urtubey. “Cerró las puertas del Partido Justicialista y fue un error muy grave y las consecuencias están a la vista”, dijo.

Remarcó que se debe terminar con las PASO y partiendo de una nueva idea de representatividad es necesario “volver a reconstruir cada uno de los partidos”.

“No creo que exista un peronismo histórico o verdadero, creo que hay dirigentes que miran para atrás y otros para adelante. El peronismo dogmático ha terminado”, expresó.

“Hay que revalorizar un nuevo peronismo, con respeto por las bases y formando a dirigentes que estén a la altura del momento y que busquen la adhesión a través de la discusión de ideas y de un nuevo relanzamiento general de lo que necesitamos si miramos hacia adelante la provincia”, sostuvo.

“La democracia es tensión, lo que hay que hacer es conducir la tensión. Yo siempre digo que hay que gobernar, no administrar. Saénz debe gobernar la provincia en su totalidad, administrar los técnicos y por sobre todo escuchar a la gente”, resaltó.

Tensiones y desafíos

Sobre las diferentes miradas en el Frente Sáenz Gobernador, señaló: “Hay que tener una mesa de de discusión e intercambio permanente, hay que ir superando las vallas y prejuicios, que no permiten un abordaje integral de las cuestiones de gobierno. Sin criterios de la lógica, el bien común y las necesidades urgentes, domina lo superficial y subjetivo. Me parece que el gobierno debe ir de abajo para arriba, por ejemplo, hay municipios con una pobreza extrema, necesitamos atender a eso, porque en definitiva donde hay una buena intendencia hay una ciudad amable al vecino, un lugar digno, y donde se ve una buena ciudad se ve un senador que ha ayudado y gestionado para ello y se ve a su gente involucrada”.

Por otro lado, consideró que “estamos en un proceso, donde es intermedia la valoración de la relación entre municipio y provincia. Toda la campaña de Marocco estuvo ligado a decir que estamos para ayudar a los procesos de autonomía y descentralización de los municipios”.

“Son muy pocos países que siguen manejando una burocracia tan perversa como la de Salta. Hay que terminar con la burocracia, desde que existe la informática, internet, los celulares, etc, los procesos tienen que estar libres de papeles, y la municipalidad de Salta es patética en eso. Todas las discusiones que tuvimos muestran una gran preocupación por la burocracia y por cómo funciona en este momento el sistema, por ejemplo: hay más computadoras que gente que las sepa manejar o que tenga un proyecto para resolver cuestiones públicas”, añadió.

“En cada una de las reuniones que se hicieron, Antonio Marocco partió de definir la etapa cómo un momento para renovar el encuentro entre los salteños, los salteños que quieren avanzar. Para eso considero indispensable posponer inquietudes personales y proponer los temas comunes de todos, no hay otra forma de crecer que no sea pensando todos para el mismo lado”, dijo para terminar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here