26.4 C
Salta
miércoles, junio 19, 2024

Fin de beneficios al Señor del Tabaco: AFIP reclamará pagos evadidos por $400.000 millones

Luego del revés judicial que Tabacalera Sarandí recibió este jueves con el fallo de la Corte Suprema que ordenó a la firma el pago del impuesto interno a los cigarrillos que venía evitando, la AFIP ahora afina el lápiz para reclamar el monto que la empresa evadió desde enero de 2018. Un primer cálculo del organismo eleva, entre capital e intereses, a $400.000 millones la cifra que exigirá a la compañía del llamado Señor del Tabaco, Pablo Otero.

El máximo tribunal hizo lugar a un planteo del Estado Nacional en la AFIP para dejar sin efecto una sentencia que la tabacalera había conseguido por parte de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal. La empresa de Otero, al no pagar ese impuesto tras favores obtenidos durante años en la Justicia, tenía una ventaja competitiva respecto a las otras comercializadoras de cigarrillos del país.

Las marcas Red Point, West, Master y Kiel ganaron participación de mercado a costa de vender sus cigarrillos a un precio más bajo que sus competidores, que sí tributaban el impuesto interno al fisco.

“Tabacalera Sarandí tenia fallos a favor en la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo que había declarado que los impuestos internos eran inconstitucionales. La misma cámara dispuso que se ejecute esa sentencia, pero la cuestión de fondo está discutiéndose en Corte”, indicaron a Ámbito desde la AFIP.

Hacia adelante, a partir de fallo de este jueves, el organismo podrá reclamarle a Tabacalera Sarandí que declare y pague los impuestos internos al igual que las otras empresas del sector. “De acá para adelante, ellos tendrán la obligación de declarar y pagar por el Aplicativo 5, que no permite eludir el impuesto mínimo. Hasta hoy con las cautelares y la ejecución de sentencia, estaban con un privilegio: declaraban por el Aplicativo 4 y no por el 5”, explicaron a este medio desde el ente dirigido por Florencia Misrahi .

El impuesto interno tiene dos variables. La primera es el precio de venta por la alícuota, del 70%. Pero si el importe a pagar es inferior al impuesto mínimo, las tabacaleras deben pagar el mínimo. Para graficar: si un atado de cigarrillos está $100, por la alícuota corresponde $70 de impuesto, pero si el impuesto mínimo fuera $90, se debe pagar $90. “Tabacalera Sarandí no ejecutaba la diferencia. A partir de hoy eso no lo puede hacer más”, expresaron en AFIP. Actualmente, el impuesto mínimo es de $1201, 95 por atado de 20 cigarrillos. Las declaraciones son cada diez días. Es decir, son tres al mes, y la próxima ya regirá desde el Aplicativo 5.

No obstante, hacia atrás también habrá reclamos. “Esa diferencia que fue surgiendo la estamos reclamando. Con fiscalizaciones y determinaciones de oficio que están en curso, le vamos a reclamar, desde enero de 2018 a hoy, por capital más intereses, cerca $400.000 millones”, dijeron en AFIP.

La empresa de Otero podrá aceptar la determinación de oficio o podrá ir a la Justicia. En principio, AFIP no suele hacer quitas de capital, aunque suele otorgar planes de pago a través de moratorias. “Vamos a perseguir el cobro. Y esperamos que la Corte siga esta misma línea”, agregaron.

Fuente: Ámbito

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí