17.5 C
Salta
domingo, febrero 25, 2024

Ingenio San Isidro: siguen las negociaciones con grupos privados

La semana pasada tomó relevancia una información que establecía como posible comprador del ingenio a la empresa alimenticia Sofía. Por su parte, Bibini dejó deslizar que un posible comprador sería una empresa tucumana, mientras que Urtubey pide que calmar los ánimos y esperar el desenlace. Desde el SOEASI se aboga por una pronta solución del conflicto.

La empresa dedicada al rubro de la alimentación, Sofía, fue nombrada por el ministro Fernando Yarade como uno de los compradores del ingenio San Isidro. Dicha compra consistiría en tomar sólo la mitad de los trabajadores, y la otra mitad sería reconvertida o absorbida por el municipio de Campo Santo.

El miércoles de la semana pasado viajaron hacia Buenos Aires, el gobernador Urtubey, el Jefe de Gabinete, Yarade y la ministra Paula Bibini, para reunirse con Jorge Triaca, el ministro de Trabajo. El motivo de dicha reunión fue para intentar dar una definitiva solución al conflicto que tiene afectado a los 700 trabajadores despedidos por el Ingenio San Isidro, tras declararse este en quiebra. Allí, Triaca informó algunos avances respecto a las negociaciones que se vienen manteniendo con diferentes grupos privados. De ese encuentro surgió el nombre de la empresa boliviana, Sofía, que desembarcó en la provincia hace once años.

El anuncio de Yarade provocó más incertidumbres que certezas, y cosechó un caudal de dudas. Uno de los que salió públicamente a criticar dicho anuncio fue Mariano Cuenca, secretario general del SOEASI. En varios medios se refirió a que en este posible acuerdo con el grupo boliviano habría un interés económico oculto por detrás. Además, señaló que bajo ningún punto de vista una reducción del personal en la planta significa un avance o una solución. Apuntó a que resulta contradictorio que el Estado busque disminuir al Estado, y ahora proponga ese tipo de acuerdo.

Una nota publicada en la versión digital del periódico Cuarto Poder, da cuenta de otra serie de detalles de los posibles compradores del ingenio: “En el ámbito empresarial salteño son muy conocidos y su vínculo con el Gobierno viene por medio de José Urtubey. El hermano del gobernador y allegados a él fueron influencias preponderantes para que Sofía instale su planta de producción en el Parque Industrial de General Güemes, sus oficinas comerciales en el Parque Industrial de Salta, y para que reciba fondos de las arcas estatales”.

Por otra parte, en el artículo también se señala que la crisis que anunciara el Grupo Gloria como argumento para declarar la quiebra de la empresa no sería tal. En conversación de con un exgerente del ingenio, Carlos Matrichuk, indicó que la empresa siempre fue rentable, y que la empresa realizó una serie de maniobras para ir bajando la productividad del ingenio. Dichas maniobras habrían sido replicadas en varias oportunidades, en otros países, con la misma metodología. Es decir, que no es la primera vez que el peruano Grupo Gloria deja en la calle a cientos de trabajadores.

Con todo este panorama, el Gobierno de Salta todavía no puede dar una solución concreta, a varios meses de que se iniciara el conflicto. Las idas y venidas, los supuestos acuerdos, los anuncios efímeros, son las únicas postales que está dejando la situación del Ingenio San Isidro. Todo apunta a que con estos anuncios largados sin ton ni son, el gobierno de Salta busca mantener a los obreros esperanzados, y desmantelar al sindicato, que por el momento, está llevando adelante la lucha por la reincorporación.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí