El vicegobernador Miguel Isa naturalizó la incorporación de ñoquis al Estado. Admitió que durante su gestión se sumó gente a la administración pública por haber colaborado en las campañas. 

No sorprendió el método sino la confesión brutal en un canal de televisión. El vicegobernador Miguel Angel Isa, conocido por ser uno de los hombres con  más “aparato punteril” de la capital, se sinceró y dijo que uno de los errores que cometió fue la incorporación de un número significativo de empleados públicos bajo la modalidad de cargos políticos que, a la larga, se incorporaron a la planta permanente.

Señaló que la incorporación de personas al estado como premio por haber colaborado en las campañas, es una práctica que todos en la política realizan.

“Uno de los errores que hemos cometido es la superpoblación en los estados, es decir, convertir al estado en el mayor empleador y jubilar jóvenes a los 21 años. Los jubilamos dándole un puesto porque la madre trabajó en la campaña”.

“¿Usted lo hizo?”, le preguntó el conductor al vice gobernador. “Todos lo hicimos en la política. Son nombramientos a cargo político y algunos después quedan de planta permanente porque cambian de sector y van quedando”, respondió Isa.

Este hombre, con un largo prontuario, pretende ser gobernador; en una provincia decente tendría que estar preso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here