18.7 C
Salta
viernes, febrero 23, 2024

Lo engañó con una moto y le descubren otras estafas

Seis hijos ahorraron durante meses para regalarle al padre una moto.

Ella fue, hizo una venta falsa y se llevó el dinero. La mujer tiene otras denuncias en su contra

La denuncia por estafa a raíz de una falsa venta de una motocicleta dejó al descubierto a una mujer que acumula varias acusaciones similares, y a quien la Justicia hasta el momento no le llegó.

Hacía mucho tiempo Carlos Julio Huailla quería tener su moto. Sus seis hijos decidieron que para su cumpleaños -el mes pasado-, se la iban a regalar. Ocho meses ahorraron y llegado el día, junto con el beso le dieron $16.000 para que cumpla su sueño.

El jueves pasado llegó a su casa una mujer, quien se presentó como Solana Moya y dijo que trabaja como vendedora de la empresa «Sistemafree – Soluciones de movilidad». Les entregó una tarjeta personal y con una planilla supuestamente de la firma, pactó la venta de una moto. Huailla le dio el dinero y ella le dijo que al día siguiente fuera a Sistemafree, en Pellegrini 370, a retirar la moto.

La alegría y la ansiedad convivieron un día en la casa de los Huailla, en Finca Independencia. Pero todo se convirtió en amargura cuando, ya en la empresa, un empleado les dijo:

-No, señor. Esta mujer no trabaja acá desde hace dos meses.

Por la tarde, el hombre regresó a la empresa para hablar con el gerente, quien le confirmó que Solana Moya no es empleada de la empresa.

El archivo de las redes

Sin saber dónde vivía la mujer y con el dinero perdido, las hijas de Huailla apelaron a Facebook para dar con ella. Las respuestas fueron casi inmediatas: le respondieron con relatos de otros casos de estafa que ella había cometido e incluso con copias de denuncias.

En enero de 2013 y en abril de 2014, Moya fue noticia al ser denunciada por hospedarse en hoteles y retirarse sin pagar.

A esto se sumaron llamados y contactos de personas a las que habría estafado con préstamos, motos, jóvenes a las que tomaba de empleadas domésticas o niñeras y nunca les pagó.

«De lo que nos contaron, creemos que al menos veinte personas fueron estafadas por esta mujer», explicó Huailla.

«La mujer se muestra segura porque dice que su hermano es policía y tiene un alto cargo en la Central, y que el esposo es guardiacárcel», explicó.

Detención

Las hijas de Huailla comenzaron a tratar de dar con la mujer a través de las redes sociales. Así lograron ubicar su domicilio y fueron a buscarla.

La encontraron cuando regresaba con bolsas de compras recién hechas en un shopping.

«Le pedí que me devolviera la plata de mi papá y ella me contestó que no sabía nada. Le dije: «vos fuiste a mi casa y le vendiste un plan de moto’. Ella se quería escapar y meterse en donde vive; le dije que se quede, ella se quería llevar la cartera, pensé entonces que ahí tenía algo que podía servir como prueba. Cuando estábamos frente a frente me rasguñó la cara y el pecho, y por eso la denuncié también», explicó Ruth.

Las dos hermanas esperaron hasta que la Policía se llevó a Moya a la comisaría octava.

«Hubo policías que querían que nos fuéramos y que la iban a dejar libre, hasta que recién a las 21 vino el comisario Tapia, que fue muy amable, y dijo que la dejaban demorada», detalló.

«Yo solo pido a los fiscales y jueces que tomen una medida cautelar contra esta mujer», se esperanzó el hombre.

 

 

Fuente: El Tribuno Salta

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí