Matias Assennato se calza cualquier camiseta

Matias Assennato se calza cualquier camiseta

Matías Assenatto tiene un nuevo proyecto que genera polémica: ser el presidente de Juventud Antoniana, pese a que años atras se reivindicaba simpatizante de Gimnasia y Tiro ¿Pretende emular a Miguel Isa, quién luego de fundir al club saltó a la intendencia capitalina? Un repaso por el derrotero de un funcionario rechazado por ser un camaleón de la política y el futbol.

El joven funcionario es el típico caso del personaje que la población tiene que soportar todos los días en TV o en radio sin entender cómo llegó a ese lugar. Aunque Assenatto pierde toda elección en la que se presenta, sin embargo siempre cae bien ubicado en algún cargo importante o por lo menos con mucha exposición.

Assenatto empezó en la política de la mano del partido radical, desde donde vociferaba contra la “oligarquía” local y el autoritarismo del gobernador Urtubey. Meses después, él y los hermanos Posadas (que habían ganado la interna del partido centenario) se pasarían de lleno al oficialismo y empezarían una carrera dentro de la estructura del Estado tal como si los principios no existieran.

El ahora “hincha” de Juventud llegó a ser “prosecretario” del Concejo Deliberante (¿?) allá por 2012, cargo inventado por Isa como premio al Frente Plural por votar el impuestazo repudiado por los salteños. Desde ese ignoto lugar, Assenatto saltaría, derrota electoral de por medio, al cargo de interventor de El Bordo: el joven e inexperto funcionario debía dar vuelta la página a la vergonzosa labor de su antecesor Chicho Mazzone, pero Assenatto asumió con el pie izquierdo, sacándose fotos con el depuesto y declarando que “la casa estaba en orden”. Más que investigar a Mazzone y corregir sus errores, parece que sólo le cubrieron la espalda.

Luego vinieron nuevas derrotas electorales; ni como diputado ni concejal el pueblo salteño lo aceptó, pero lo tuvimos como Coordinador del área metropolitana (¿?), comprando los paradores más caros de la historia y haciendo twits a favor del uso de bicicletas. Ahora Assenatto pasa sus últimos días al frente del registro civil, registrando mediáticamente la entrega de un documento como si se tratar de viviendas que él construyó.

Sabiendo que ese lugar no le va a durar para siempre, y siempre atento a las órdenes del jefe JMU, el referente del Frente Plural ahora quiere presidir Juventud Antoniana. La experiencia en dirigir una institución deportiva, que puede tener un funcionario de segunda línea, que en un prinicpio se reivindicaba “hincha de Gimnasia y Tiro”, la desconocemos, pero lo que sí es cierto, es que Assenatto es un todo terreno de Urtubey e irá a donde éste le diga.

Assennato años atrás se reivindicaba “hincha del albo”, incluso fue socio, ahora se cambia de camiseta sin escrupulos.

 

Por su parte, el gobernador no le reserva tareas fáciles pero sí de alta exposición pública, lo cual viene como anillo al dedo, al joven con manias de viejo. Seguramente, buscará, como muchos hicieron en el pasado, usar el desbastado club de Lerma y San Luis como trampolín para ganar popularidad y reubicarse en un escenario político que naturalmente lo excluye.

Personajes de tal calaña como Asennato, o como se lo menciona en las mesas de cafe “Asenada”, no solo hacen mal a CJA, sino tambien al futbol y a la política. Eso son los hombres de Urtubey: con pocas ideas pero con sentido de la oportunidad, o mejor dicho: oportunistas.

Categorías
Compartí este artículo

Comentarios

Wordpress (0)
Disqus ( )