18.7 C
Salta
domingo, febrero 25, 2024

Morales ofreció un 5% sin gatillo a los docentes

La propuesta que realizó el gobernador de Jujuy a los docentes abre seriamente la posibilidad de un conflicto gremial con los maestros de la vecina provincia. Apenas una suba del 5% sin cláusula gatillo, fue lo que ofreció, es decir un tercio de lo que trata de imponer la Casa Rosada. Por supuesto, los sindicatos la calificaron de «miserable» y la semana pasada ya hubo 48 horas de paro en las escuelas.

Ante el rechazo, Morales «mejoró» la oferta e incorporó una suba fija de entre 100 y 1000 pesos, y algunas mejoras en el incentivo docente (200 pesos más) y la antigüedad. Pero los gremios reclaman entre 30 y 40 por ciento para recuperar lo que perdieron en 2017.

Las cuentas no son las mejores en Jujuy. Eso explica la magra suma que pretende dar Morales. Ocurre que Jujuy tiene un gran deficit fiscal a pesar de las ayudas del gobierno de Macri.

Según un reciente informe del Instituto del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Jujuy es una de las provincia con mayor déficit fiscal, que roza el 18%. Además, es una de las que acumula más stock de deuda sobre ingresos: 59%.

En palabras de Morales, la provincia tiene un déficit mensual de 200 millones de pesos (por el que culpa a la «pesada herencia» del peronismo) y una deuda de casi 16 mil millones de pesos. La provincia tiene 85 mil empleados públicos, sobre algo más 700 mil habitantes

En una entrevista con Jujuy Al Día, el ministro de Gobierno y Justicia de Jujuy, Agustín Perassi, admitió este lunes que Morales podría aplicar una reducción en el número de cargos que tiene la provincia, en línea con las medidas de Macri. «Hay algunas medidas pendientes como el tema de las jubilaciones, la reducción de personal estatal a través de las jubilaciones, eso sería un aporte importante para la reducción del déficit», dijo el funcionario.

Como sea, el agujero económico de Jujuy se da a pesar de que es una de las provincias más beneficiadas por el giro de fondos nacionales. Según La Nación, entre diciembre de 2015 y diciembre de 2017 Morales fue el tercer gobernador en cantidad de ATN.

El problema de Morales es que lejos de encarar un ajuste fiscal fuerte (como Nación le impuso a provincias opositoras como Santa Cruz) intentó mantener a flote la situación con medidas gradualistas y dependiendo de los fondos que le manda la Rosada.

 

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí