18.7 C
Salta
domingo, febrero 25, 2024

Muerte en el  Vertedero: se confirmó que fue aplastado por camión de Agrotécnica

La semana pasada se encontró el cuerpo de un joven enterrado en el Vertedero San Javier. Se trataba de un hombre de 22 años, con dos hijos, que trabajaba como cartonero y que murió a causa de un aplastamiento provocado por una aplanadora de Agrotécnica Fueguina. Desde la cooperativa de trabajadores cartoneros piden justicia y mayor seguridad en sus trabajos.

La semana pasada, apareció el cádaver de una persona dentro del Vertedero San Javier, cito en la zona sudeste de la Ciudad. Se constató, luego de las pericias, que el hombre había muerto por el  aplastamiento  provocado por una máquina de Agrotécnica Fueguina.

Aún se desconoce si el hombre estaba durmiendo en el lugar, o fue aplastado mientras trabajaba juntando basura.

El caso reabrió la polémica en torno a la precariedad de los recolectores y recicladores de basura. Existen en la actualidad cooperativas que nuclean a los trabajadores, que gestionan y distribuyen los espacios para la recolección de los residuos.

Es el caso del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que junto a otras tres cooperativas de cartoneros, desempeñan sus tareas en el Vertedero.

Desde estas organizaciones se denuncia a la muerte del joven como consecuencia directa del abandono estatal, ya que no hay control ninguno, ni mucho menos condiciones de seguridad para los trabajadores.

Según señaló Rodrigo García, del MTE, en una entrevista al portal VoVé, hace años se vienen exigiendo cambios respecto a los modos de trabajo. Denuncian que los trabajadores realizan sus tareas frente a las máquinas, debido a que tienen pocos minutos para rescatar algo de la basura, antes de que sea compactada y enterrada.

Esto, obviamente, es muestra de las condiciones paupérrimas a las que están sometidos los precarizados trabajadores.

Sumado a eso, el municipio no les brinda el equipo de trabajo que les había prometido cuando comenzaron a organizarse en cooperativas. Los recolectores trabajan sin guantes, sin ropa adecuada y hasta sin barbijo, pese al lógico olor nauseabundo.

Por fuera de las cooperativas, que tiene 163 trabajadores, también realizan tareas de recolección entre 60 y 80 personas, que no pudieron ser contempladas o absorbidas por estos organismos autogestivos. Dentro de último grupo se encontraba el joven hallado muerto.

En ese sentido, García se mostró preocupado, puesto que sabe de antemano que tanto la empresa como el municipio buscarán excusarse con el hecho de que el hombre no haya estado nucleado en ninguna cooperativa, y por tanto, no debería haber estado ahí.

La situación económica empuja a cientos de familias a buscar cada vez más estas formas precarias de trabajo, por lo que se prevé que en los últimos meses sean cada vez más quienes se acerquen al Vertedero a buscar material para poder reciclar y ser vendido.

El kilo de cartón se vende a $1, por tanto es desesperante la necesidad de los trabajadores de conseguir la mayor cantidad de material para reciclar posible.

El tema del reciclado es otro problema: el plan “Reciclemos Juntos” que implementara la Municipalidad en algún momento, y que no se extendió en el tiempo, resultó insuficiente, por lo que en Salta no existe todavía una cultura que entienda esta cuestión ambiental. Ello dificulta la tarea de los trabajadores, que deben escarbar entre todo tipo de basura para encontrar cartón, cobre, plástico u otro elemento.

La muerte de este joven vuelve a poner el alerta sobre una situación que se repite hace tiempo: la precariedad a la que se someten los trabajadores recolectores, y los nulos controles por parte de la Municipalidad de Salta hacia la empresa Agrotécnica Fueguina, que hace de la basura, un negociado millonario.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí