19.2 C
Salta
jueves, junio 13, 2024

Para afrontar costos, taxis piden subir un 20% la tarifa

El Sindicato Único de Taxistas reclamó a la AMT más controles y sanciones duras para los ilegales.

Quieren adelantarse al incremento que tendrá el GNC.

Los salteños podrían sufrir otro golpe al bolsillo en los primeros días de diciembre. Para compensar los costos, un sector de los taxistas reclamó un incremento de la tarifa del 20 por ciento. Ahora será la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) la que deberá definir si hace lugar al pedido.

De aumentar el taxi el próximo mes, experimentaría el tercer incremento desde el mismo mes del año pasado, cuando la tarifa aumentó 11%. Luego, a mitad de año, la suba fue de 17% y ahora podría trepar un 20%, por lo que en 12 meses la tarifa del taxi aumentaría un 48%. “El pedido de suba se fundamenta en la necesidad de hacer frente al costo de vida actual, ya que la canasta básica familiar pasó de $12.900 en marzo a $15.244 en septiembre, y el elevado costo de manutención de las unidades móviles”, señaló Alfredo Carrizo, secretario general del Sindicato Único de Taxistas de Salta.

También afirmó que ellos solicitaron que se aplique el 20% de aumento tanto a la bajada de bandera como al precio de la ficha cada 100 metros, en los horarios diurnos y nocturnos.

Los taxistas quieren adelantarse al aumento que tendrá el GNC en diciembre. Actualmente el metro cúbico de este combustible cuesta $13,10.

En la ciudad hay 1.600 taxis y unos 1.900 remises, y estiman que los autos ilegales que están trabajando suman unos 1.200.

Según adelantó Carrizo aElTribuno, el viernes serían recibidos por el titular de la AMT, Federico Hanne, para negociar la futura suba, que los taxistas esperan que se haga efectiva en los primeros 10 días de diciembre.

El sindicalista también reclamó que se incremente la rigurosidad en los controles para hacer cumplir la normativa de la AMT con respecto a los servicios de taxis y remises y la erradicación del transporte ilegal, como las agencias truchas y las playas de transferencia ubicadas frente a la terminal.

“No es posible que los remises trabajen de manera indiscriminada en capital, incumpliendo las normativas vigentes, robando el trabajo a los compañeros del volante que se encuentran en condiciones legales de trabajar en este ámbito”, indicó.

Además, se pidió mantener la brecha diferencial otorgada entre taxis y remises, acorde al aumento solicitado y en porcentaje.

Carrizo puso el acento en que en la zona sur de la ciudad hay muchas agencias “truchas”, por lo que reclamó que las multas a los ilegales tendrían que ser superiores a 12 mil pesos y los autos tendrían que estar más de 90 días secuestrados como castigo.

 

 

Fuente: El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí