El electorado salteño dió la espalda al kirchnerismo expresado en Sergio Leavy y Miguel Isa. Gustavo Saenz y su espacio supo desvincular lo nacional de lo local y subrayar la importancia de la identidad salteña.

Nadie esperaba semejante derrota para Leavy, quedó 130 mil votos por debajo de Gustavo Sáenz y su situación es tan complicada que, aunque con la visita de Cristina a la provincia, resulta poco probable que remonte. Evidentemente, se equivocaron con guiarse solo por el efecto nacional. En tanto, los más de  40 intendentes que se fueron con Leavy, ya comenzaron los acercamientos a  Sáenz para comenzar a trabajar juntos.

Para peor, Miguel Isa, quien fue 12 años intendente del municipio más importante de Salta y que en un principio iba a ser el candidato de Urtubey, terminó solo, con un PJ diezmado, enfrentado políticamente con Godoy, sacando apenas 8 puntos. Sus poco más de 50 mil votos todavía son una incógnita a donde irán a parar.

Siguiendo con el Frente de Todos, pero en la categoría intendente, los resultados también fueron magros. Una figura como la del cantante de cumbia David Leiva sorpresivamente dejó afuera a Gonzalo Quilodrán, un hombre que evidentemente no es conocido, que llegó a Salta como agente de inteligencia, pasó por varias secretarías dentro del gobierno de Urtubey, y tanto él, como su nueva mujer, empezaron a castigarlo a Urtubey como si fuera el peor dirigente.

Leiva, sin ninguna propuesta para mostrar, termina dejando afuera a Wayar, un histórico dirigente que sigue intentando pero con poca suerte y a otros candidatos que no levantaron vuelo.

Alfredo Olmedo claramente no llegó con su mensaje, si bien sacó 19 puntos, no creció de su techo histórico. Andres Suriani, en cambio, fue uno de los mas votados. Con mayor preparación y sin tanto cliches como Olmedo, el periodista junto a Alberto Castillo dejaron bien parado a ese espacio.

Los radicales por su parte están indignados. Pueden perder una banca en el concejo y una en diputados. Olmedo le sacó votos a los radicales y los radicales no le sumaron al amarrillo. Queda en evidencia una mala campaña de Nanni. Mario Mimessi está en una situación complicada puesto que tenia previsto ganar en Tartagal, gracias a la alianza con Olmedo, y termina ganando el hermano, del “oso”, “Chanchin” Leavy. El departamento de San Martín lo gana Sáenz.

Nanni, que ya sabe que no va a ser el vicegobernador y que mucho no le importa, va a tener que rendir cuentas hacia adentro del radicalismo.

Gustavo Sáenz va a lograr lo que muchos no pudieron, que es ser gobernador después de ser intendente.

Tras arrasar en las PASO, recibió un tuit de apoyo por parte de Sergio Massa, que no hay que olvidar puede ser el Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. También lo saludó Rogelio Frigerio y Roberto Lavagna. Esto habla de la pluralidad del frente de Sáenz que abarca todos los sectores.

Sáenz hizo una elección tremenda: ganó en 16 departamentos, entre ellos arrasó en capital, sin embargo hay que recordar se trata de las primarias. Un punto a favor es que tiene en su frente al diputado que más votos sacó, Matías Cánepa, y el segundo más votado también es de ese sector,  Mónica Juárez.

Un optimista diría que Sáenz ya es el gobernador, pero tiene que trabajar para reafirmar la cantidad de votos que sacó puesto que atravesamos momentos de extrema volatilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here