Juan Manuel Urtubey cerró su campaña en Salta en un acotado acto en el Microestadio Delmi. Lloró, gritó y prometió que no va a parar hasta llevar a Salta al gobierno nacional. En el medio, el PJ salteño formó frente con el kirchnerismo. Postales de la lenta agonía de la era U.

Acompañado de su esposa y de su entorno político más cercano, como Miguel Isa, Pablo Kosiner y su hermano Rodolfo Urtubey, el gobernador de Salta dio por cerrada su campaña en Salta. Lo hizo en el marco de un poco masivo acto, que más bien pareció una reunión íntima.

Durante su discurso, se mostró enérgico e insistió en que la crisis no fue culpa de su gobierno, sino del gobierno nacional. Dijo que “el camino no fue para nada fácil, pero pusimos a Salta de pie. Hoy en día todo el país sabe que desde esta humilde provincia luchamos por los que menos tienen y dignificamos a cada salteño”, una frase que suena, cuanto menos, fuera de contexto, teniendo en cuenta que el balance de sus doce años de gestión es mayor pobreza y desempleo, con los índices de los más altos del país.

En el mismo sentido, manifestó que “nosotros no estamos acostumbrados a echarle la culpa a otros, nosotros ponemos la cara, aunque no seamos los responsables de esta crisis”

Apeló a la emotividad y al “duro camino” que fue transitar la campaña presidencial. Expresó que hace dos años, junto a su equipo, comenzó un camino “casi en absoluta soledad” pero con un ideal: “el de llevar Salta a lo más alto”. “Terminamos conformando un enorme espacio político, que tendió una mano solidaria, aún ante la adversidad”.

Ya hacia el final, utilizó el componente emotivo, y lloró, mientras aseguraba que había dejado todo por esta campaña, y que no pararía hasta llevar a Salta al gobierno nacional. A su vez, indico que “estuvieron siempre del lado de los humildes”, aunque los índices económicos provinciales digan lo contrario. La única que lo acompañó en el llanto fue su esposa, Isabel Macedo.

En el discurso, omitió hacer referencia a las elecciones provinciales y a la situación actual del PJ salteño. El gobernador es  a su vez el presidente del Partido Justicialista, que ha sido muy criticado debido a su rol en relación a las elecciones nacionales, en el que fue a contramano del aparato nacional. Para las PASO provinciales, finalmente se decidió un frente con el kirchnerismo, y según dijo el mismo Santiago Godoy, Urtubey les habría dado total libertad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here