Miguel Isa compartió este sábado un video en el que se lo ve realizando una actividad de gobierno. Una novedad por dos motivos: por su escasa acción en estos últimos 4 años y porque la jornada nucleó a todo un gabinete “U” que oscila entre ir con Miguel en los próximos comicios o enfrentarlo duramente junto a Yarade. La unidad de los candidateables hizo honor a la enseñanza de don Corleone: a los amigos cerca y a los enemigo mucho más.

Miguel Isa colgó un video en el que se lo ve recorriendo el barrio Norte Grande en la mañana del sábado. Con la ya clásica música de ukelele de fondo, se lo muestra distendido, dicharachero y a los abrazos con cuanto vecino se le cruce. Yarade y Morello no quisieron perderse la oportunidad, fueron “al territorio” e hicieron publicaciones similares por su cuenta. Hasta Emiliano Estrada se mostró por el barrio, intentando dar con un perfil más llano y alejado del frío cálculo al que nos tiene acostumbrado. Prepara su candidatura él también.

Algunos dijeron que la idea de “llevar el Estado” a Norte Grande fue del defensor de consumidores Carlos Morello, pero en realidad tiene el sello del ex intendente Isa, quien durante su mandato comunal hacía lo mismo cada vez que las encuestas le eran desfavorables. Este tipo de eventos consiste en acercar servicios como mediación vecinal, pases de Saeta, tramitación de DNI (Assenato presente, por supuesto), vacunación de perros, juegos, deportes, cortes de pelo y un largo etcétera. Es decir: hacer campaña con los recursos del Estado.

Lo que tendría que ser un derecho disfrazado de beneficio dado por alegres y enérgicos hombres públicos, que están unos minutos en el barrio, se sacan una foto y se van. Sería más útil utilizar esos recursos en abrir, por ejemplo, una nueva oficina de Saeta permanente, pero eso quizás no sea tan redituable electoralmente hablando.

Desde el gobierno dijeron que este operativo, similar a una feria itinerante estatal, sirve para mostrar a los vecinos los servicios con lo que se cuenta. Pero en varios casos el problema no es el desconocimiento sino lo engorroso de acceder verdaderamente a ellos. En el caso del deporte y la cultura se torna más evidente, con niños que se entusiasman por ser parte de una actividad que dura 10 minutos en medio de todo un año de abandono.

La actividad, en definitiva, vuelve a mostrar a un Miguel Isa lento pero seguro. Un hombre carente de ideas, planes y proyectos que avanza casilleros sobre sus competidores oficialistas a fuerza de hacer lo mismo que hizo siempre: mostrar sus obligaciones estatales como favores, confundir conciencia social con barrialismo, con el culto a ensuciarse los zapatos. El resto del gabinete, carente de ideas, ha decidido seguirlo en su caravana.

Los que aparecen abrazados en la foto se están haciendo marca personal y ninguno sabe bien a dónde ir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here