7.5 C
Salta
viernes, mayo 24, 2024

Brasil, otra vez en vilo con la votación de la denuncia contra Temer

Brasil vivirá este miércoles otro capítulo de su aguda crisis política con una votación en la Cámara de Diputados que definirá si la denuncia por corrupción contra el presidente Michel Temer llega a la corte suprema o es descartada.

 

El proceso que convirtió a Temer en el primer mandatario en ejercicio en ser acusado de un crimen común llega al plenario, entre dudas de si se logrará el quorum de 342 diputados (dos tercios de los 513 escaños) necesarios para votar.

La oposición anticipó que buscará bloquear una sesión que, de no postergarse, será favorable según todas las expectativas al gobierno conservador, quien mantiene una mayoría legislativa.

El presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia (DEM, derecha) garantizó el martes que habrá votación. “Mañana [miércoles] se votará y eso generará tranquilidad para la sociedad. Quedará resuelto por la tarde”, aseguró a periodistas.

Si se vota, la oposición deberá juntar igualmente 342 votos para autorizar al Supremo Tribunal Federal (STF) a analizar el caso y, eventualmente, llevarlo a juicio. Cualquier número inferior invalidaría la denuncia.

A Temer le basta entonces con que 172 diputados no respalden el pedido y se beneficiará hasta con las ausencias, siempre que no comprometan el quorum.

Pero buscará obtener una victoria lo más holgada posible, para no dar la imagen de un presidente debilitado. De la contundencia de su victoria puede depender el futuro de sus reformas económicas.

Récord de impopularidad

El mandatario conservador ostenta el récord de impopularidad desde el retorno de la democracia en 1985 (5%, según la última encuesta Ibope) y un 81% de los brasileños quieren que el Congreso autorice al STF a examinar las denuncias de que solicitó un soborno al gigante de la industria frigorífica JBS.

Pero Temer, de 76 años, apuesta por permanecer en el cargo hasta fines de 2018, cuando concluya el accidentado mandato que se inició en 2015 con la segunda presidencia de la izquierdista Dilma Rousseff, destituida el año pasado por el Congreso por manipular las cuentas públicas.

“Nadie tiene mejor temperatura de la Cámara que el presidente [Maia]. El gobierno está muy seguro de la victoria. La denuncia es absurda e injusta. No jugamos con esto y lo estamos tomando muy en serio, pero todo el mundo está seguro del triunfo”, dijo a la AFP un asesor del Palacio de Planalto en la antesala de una jornada clave.

Si el proceso llegara al STF y éste lo elevara a juicio, Temer sería suspendido de su cargo por hasta 180 días y dejaría la presidencia en manos de Maia. Si fuera hallado culpable, sería destituido y el Congreso debería elegir a su sucesor, para gobernar hasta finales de 2018.

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí