13.1 C
Salta
lunes, julio 22, 2024

Con tres decesos, el fin de semana fue trágico para el tránsito en Salta

Una mujer falleció tras el choque de dos camionetas en el acceso a capital; un joven murió en un vuelco en Coronel Cornejo y un motociclista perdió la vida tras caerse por un pozo en una

calle en Gemes.

Fueron diez horas trágicas entre el sábado a la noche y la madrugada del domingo. Tres vidas se perdieron en igual cantidad de siniestros viales ocurridos en la ciudad de Salta, en General Gemes y en Coronel Cornejo.

El primer accidente ocurrió en el acceso a la ciudad de Salta, a unos 800 metros del expeaje de Aunor. Allí, cerca de las 21 del sábado, una camioneta Ford Ranger y una F100 doble cabina chocaron por causas que la Policía investigaba hasta ayer. “Nosotros íbamos a 60 kilómetros por hora, saliendo de la ciudad por el carril derecho cuando sentí que la Ford Ranger nos chocó de atrás. Traté de maniobrar y terminamos en la banquina a mano derecha, luego de pasar por una zanja”, dijo a El Tribuno el conductor de la F100, un hombre de 35 años. Y amplió: “Sé que el conductor de la Ford Ranger dio positivo en el test de alcoholemia”.

En la F100 viajaban siete personas, de las cuales dos menores resultaron con heridas leves, mientras que dos mayores fueron trasladados al hospital San Bernardo. Dos adultos restantes salieron ilesos.

En la Ford Ranger viajaban cinco personas, tres mujeres y dos hombres, de las cuales dos tuvieron que ser trasladadas en ambulancia al San Bernardo.

Ayer, la Policía confirmó que entre los lesionados se encontraba Inocencia Elvira Ramírez, de 67 años, quien murió en el hospital a raíz de un shock hipovolémico por politraumatismos. Otros lesionado seguían en observación.

Joven víctima

Casi dos horas después de lo sucedido en la ruta nacional 9, un joven motociclista de 21 años perdió la vida en la ciudad de General Gemes luego de caerse en un pozo abierto en una calle.

El trágico accidente ocurrió poco después de las 22.30, cuando Luis Laguna regresaba de la casa de su novia en barrio Nueva Esperanza II, conduciendo su moto Zanella 200 por una calle empedrada que divide el barrio 1§ de Mayo del asentamiento Nueva Esperanza II. Sobre esa arteria, de acuerdo a los testimonios de los vecinos, unos diez días atrás, habían excavado un pozo para verificar las conexiones de la red de cloacas. Si bien el pozo es poco profundo -unos 50 cm-, tiene un diámetro de casi tres metros y no estaba señalizado, razón por lo cual Luis no pudo observarlo.

Al pasar por encima con su moto, el joven golpeó con fuerza en uno de los bordes y salió despedido unos 20 metros hacia adelante. El muchacho falleció en el acto, a pesar de que algunos aseguraban de que mostraba signos vitales tras su caída.

Hubo una gran consternación entre los vecinos que se acercaron al lugar del accidente, ya que Luis era una persona muy conocida y querida en la zona, a la vez que demostraron una gran molestia por la presencia del pozo, que no sería el único sobre esa misma calle.

En el norte

El tercer siniestro fatal ocurrió ayer, cerca de las 7.30, en el acceso a la localidad de Coronel Cornejo. Allí, el joven conductor de un auto Toyota Etios gris, que iba con dos acompañantes, perdió el control del vehículo y volcó en el acceso sur al pueblo.

Dos de los ocupantes sufrieron lesiones de consideración mientras que el tercero sufrió un severo traumatismo encéfalo craneano que le quitó la vida.

Personal de Criminalística y efectivos de destacamento Cornejo trabajaron ayer en el lugar para determinar la mecánica del siniestro.

El mortal pozo

Desde la Municipalidad de General Güemes aclararon ayer que el pozo sin señalizar en el que cayó un joven motociclista, quien falleció por ese siniestro, “no es una obra municipal”.
“Si bien la maquinaria usada para la excavación del pozo es propiedad de este municipio, la obra pertenece a Aguas del Norte; ellos están realizando una verificación de toda la red de cloacas colocadas durante la gestión anterior, porque consideran que está muy mal realizada”, dijo a El Tribuno el subsecretario de Obras Públicas municipal, Néstor Galíndez.
Aclaró ayer que como esa empresa no tiene una retroexcavadora, la Municipalidad le prestó una para efectuar esta obra.
El funcionario afirmó: “Los pozos realizados estaban señalizados pero esta señalización fue sacada por alguna persona, quizás algunos chicos, en más de una oportunidad las tuvimos que volver a colocar”.

 

 

Fuente: El Tribuno

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí