14.8 C
Salta
domingo, junio 23, 2024

Dan trabajo a los jóvenes y los alejan de drogas y alcohol

Son ocho muchachos que tienen entre 18 y 29 años.

Realizan el mantenimiento de los espacios verdes.

Un grupo de jóvenes del barrio Marco Avellaneda pudo alejarse de las adicciones a las drogas y el alcohol al trabajar como prestadores de servicios para la Municipalidad de San José de Metán.

Son ocho muchachos, de entre 18 y 29 años, que desde hace cuatro años realizan tareas para la comuna. El inicio del grupo fue con los trabajos integrales de pintura del complejo deportivo.

Bajo una persistente llovizna y trabajando a buen ritmo, El Tribuno sorprendió a los jóvenes trabajando en una de las tres plazoletas que mantienen en el barrio Avellaneda, en la zona este de la ciudad. También mantienen dos playones deportivos que hay en la zona, una caminería que se halla sobre la calle Neuquén, desde Pueyrredón a Jujuy, y la plazoleta del barrio Juan Domingo Perón.

Pero también prestan otros servicios como mantenimiento de canales y trabajos de pintura cuando la comuna se los requiere.

Los que conforman el grupo reconocen que tuvieron problemas con el alcohol y las drogas y que incluso estuvieron detenidos por diferentes delitos. Pero superaron esas situaciones y pudieron salir adelante, trabajando.

“La verdad que poder tener la posibilidad de trabajar nos ha cambiado la vida a este grupo de jóvenes, que somos todos amigos. Estamos

manteniendo las plazoletas del barrio Avellaneda, entre otras tareas.

Es una contención que nos está dando el municipio desde hace cuatro años, por eso estamos muy agradecidos con el intendente Fernando Romeri”, dijo Mario Damián Díaz, uno de los referentes del grupo.

Agrupación Avellaneda

El grupo se denomina Agrupación Avellaneda. “Desde hace cuatro años que venimos haciendo estos trabajos de mantenimiento de espacios

verdes, como desmalezado, trabajo de jardinería y limpieza de calles”, destacó Díaz.

“Quiero destacar que gracias a la gran mano que nos dieron desde la Municipalidad pudimos superar muchos inconvenientes y flagelos como

las drogas y el alcohol. Ahora gracias a Dios tenemos trabajo y todo eso quedó atrás. Podemos llevar un plato de comida a nuestras casas porque éramos desocupados y solamente hacíamos changas”, destacó el referente del grupo.

Los jóvenes tienen que ir cumpliendo con las tareas que son supervisadas por la Municipalidad. Hay muchas ganas y entusiasmo en el grupo.

“Somos un grupo de amigos, siempre estamos juntos y eso favorece nuestras tareas”, señaló Díaz.

Se denominan la Agrupación Avellaneda y, además, organizaron festejos para el Día del Niño y de la Madre.

 

 

Fuente: Adrián Quiroga El Tribuno

 

Más Leídas
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí