Se tratará en la cámara de Diputados un proyecto enviado por el poder Ejecutivo para dar a las mineras la posibilidad de cambiar el pago de regalías por la realización obras públicas bajo criterio de las empresas.

Al respecto el diputado Arturo Borelli declaró: “De por sí las regalías son ínfimas: menos de 10 millones anuales en una rama que mueve 60 millones de dólares. Sin embargo, el número crecerá en la medida en que se activen nuevos emprendimientos como Taca Taca (Cobre), Rincon, Eramite y Millenial (litio), entre otros”.

“Las empresas podrán elegir las obras a realizarse en un esquema que ha sido muy criticado en Colombia. Un prestigioso portal de ese país, “Asuntos Legales”, declara que el mecanismo “no es efectivo pues de los 12.000 proyectos aprobados con recursos de regalías no se está dando prioridad a obras primarias como son las de agua potable y saneamiento básico, sino a proyectos con prioridades poco útiles para los municipios”, agregó el legislador del bloque Planifiquemos Salta.

“Por otro lado, se han denunciado obras inconclusas y la fragmentación de las regalías en proyectos de bajo impacto. Es claro que una empresa no puede estar a cargo del desarrollo social y que el Estado ha renunciado a ese papel, para colocarse como auxiliar de la renta minera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here